Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Internacionales

Costa Rica celebró resolución de la OEA que pide aplazar las presidenciales del 22-A

Caracas, 23 de febrero.- El Gobierno costarricense celebró este viernes la resolución del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que pide cancelar las elecciones presidenciales en Venezuela, que fueron adelantadas para el próximo 22 de abril por la "ilegítima" Asamblea Nacional Constituyente, órgano compuesto solo por chavistas que no es reconocido por la oposición y el grueso de la comunidad internacional.

Lea también: La OEA aprobó resolución que pide a Maduro cancelar presidenciales del 22-A

A través de un comunicado la cartera diplomática de Costa Rica, expresó que “congratula” la resolución de la OEA y reiteró su “preocupación por la crisis humanitaria, económica, social y política que persiste y se empeora” en el país.

Costa Rica se unió junto a otros países de la región al llamado para que el Gobierno venezolano implemente medidas necesarias en pro de evitar el empeoramiento de la crisis humanitaria y a su vez acepte la ayuda ofrecida por la comunidad internacional.

En la resolución aprobada por la OEA los países “consideran” que la convocatoria de comicios presidenciales para el 22 de abril es “prematura e imposibilita la realización de elecciones democráticas, transparentes y creíbles de conformidad con las normas internacionales”.





Artículos relacionados

Economía

Las empresas recurren a esta emisión de papeles por la escasez de créditos en la banca debido a una política monetaria contractiva vía encaje...

Nacionales

El mandatario también anunció la designación de Johana Carrillo, como la nueva secretaria ejecutiva del Movimiento Somos Venezuela

Nacionales

El mandatario venezolano indicó que han desarrollado un plan con diez vértices para el regreso a las clases presenciales

Nacionales

Maduro también designó a Dheliz Álvarez, como la nueva ministra para el Comercio Nacional, cargo ocupado hasta el momento por Eneida Laya