Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Nacionales

¿Cual es el trasfondo económico de la prórroga de la entrada en vigencia del nuevo cono?

Caracas.- Una vez más, el Gobierno de Nicolás Maduro dejó en evidencia la improvisación que, desde sus inicios, ha caracterizado las políticas que implementan. En esta oportunidad con la prórroga de la entrada en vigencia del nuevo cono monetario, la cual estaba prevista para el próximo 4 de junio.

Lea también - “60 días de prórroga”: A días de entrar en vigencia, reconversión monetaria deja dudas

Durante un encuentro con representantes de la Asociación Bancaria de Venezuela en horas de la tarde de este lunes-una semana antes de la implementación de los nuevos billetes-, Maduro propuso un lapso de 60 días, el cual fue refutado por el presidente de la entidad financiara, Arístides Maza, quien había planteado la posibilidad de 90 días, debido a que el tiempo que dio el mandatario nacional hace dos meses no es suficiente para cumplir a cabalidad con todo el proceso necesario para el ajuste de las nuevas cifras.

Es un tiempo demasiado corto para darnos la certeza y la seguridad de que la reconversión monetaria sea un éxito el día pautado (…) Además, es necesario realizar tres simulacros de operaciones, por lo menos, tres meses porque cada simulacro”, explicó Meza.

Ante ello, el Gobierno informó que considerará que ambos conos monetarios convivan por un periodo de tiempo que aún no ha sido determinado. Lo que lleva a preguntarse: ¿Habrá algún trasfondo económico en esta decisión o simplemente es parte de la majadería e ineficiencia que los define?

Reforma León-Cabezas

La actual crisis que nos agobia tiene sus inicios con la reforma de la Ley del Banco Central de Venezuela (BCV) del 20 de julio de 2005, mejor conocida como Ley León-Cabezas por sus impulsores, Armando León, miembro del directorio del BCV, y Rodrigo Cabezas, para ese momento presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

Dicha ley, presentada como “el nuevo paradigma financiero”, ha causado un efecto destructivo sobre la “estabilidad” monetaria de Venezuela. Con esta reforma, se conformó el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) la cual se usó para el traspaso de divisas del BCV, institucionalizándose la descapitalización del BCV.

Situación que ha minado hasta el agotamiento las reservas internacionales del BCV y con ello el respaldo del bolívar (…) Una vez despejado el camino que León y Cabezas hicieron posible, con las reformas de 2009 y 2010 se posibilitó que el BCV quedara reducido a una especie de casa de impresión de billetes, cuyo valor se deteriora con el alza de los precios que esa impresión de billetes permite (…) Se deshicieron de esta manera todos los principios de sanidad fiscal y monetaria que había establecido el texto constitucional vigente. Habilitada por esa reforma, la imprenta del BCV donde se manufacturan los billetes comenzó a trabajar sin pausa acrecentando el dinero en circulación a un ritmo vertiginoso”, denunció José Guerra en un artículo publicado en el año 2013.

Una opinión muy cercana a la del economista Danny Leguizamo, quien aseguró a El Cooperante que, tras esta reforma, el BVC perdió autonomía, “no existe, murió con la reforma León-Cabezas y el "millardito" que pidió Hugo Chávez. A medida que los BC pierden autonomía mayor es la inflación”.

En este sentido, aseveró que la prórroga de la entrada en vigencia del nuevo cono monetario tiene como único trasfondo posible el maquillaje de la inflación. “Esto es un tema de ineficiencia. Maduro está muy molesto con la dirección del BCV. El único trasfondo posible es maquillar la inflación. Pero esto no va a durar más de seis meses. En seis meses o seguimos eliminando ceros o nos calamos el kilo de pollo a no sé cuantos miles de millones. Así de simple”.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Años de incertidumbre y caos

Esta no es la primera vez que el Ejecutivo pone en vilo la tranquilidad del venezolano. En diciembre de 2016, se vivió una semana de desconcierto en todo el país tras la orden presidencial de retirar de circulación el billete de 100 bolívares-hoy devaluado en su totalidad-, con el argumento de hacer frente a supuestas mafias internacionales que almacenaban el papel moneda para desestabilizar la economía venezolana.

Sin embargo, con más de 12 prórrogas, los papeles de 100 bolívares siguen con su legalidad, pero altamente rechazados por todos, ya que actualmente no alcanza para costear ni un pasaje mínimo. Este mismo panorama ocurre con el cono monetario actual, el cual inició su circulación devaluado y ahora perdura en el bolsillo de los venezolanos tras una defectuosa salida.



Artículos relacionados

Destacados

Los informes de Sudáfrica, donde surgió y se está convirtiendo en la cepa dominante, sugieren que las tasas de hospitalización no han aumentado de...

Destacados

Arreaza aseguró sentirse "emocionado" por la nueva responsabilidad encomendada por Nicolás Maduro

Destacados

Cabello indicó que este lunes 6 de diciembre el PSUV inscribirá al actual ministro de Industrias y Producción Nacional, Jorge Arreaza, como el abanderado...

Destacados

Maduro instó a los dirigentes del PSUV a "batallar" para alcanzar la victoria en el estado Barinas, cuna del expresidente venezolano Hugo Chávez