Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Opinion

Cuando pase la noche y salga el sol

La última hazaña de los usurpadores del poder acuartelados en Miraflores ha sido la más reciente violación de las libertades de expresión y de prensa

EFE

Caracas / Carlos Canache Mata.- La dictadura no cesa de arropar con sus sombras cualquier espacio donde pueda respirar la libertad, además de haber destruido el piso, las paredes y el techo de la economía nacional.

Lea también: Activistas participarán en manifestación a favor de las armas en Virginia tras asalto al Capitolio

La última hazaña de los usurpadores del poder acuartelados en Miraflores, en su propósito de administrar el silencio y ahogar la información que puedan recibir los venezolanos, ha sido la más reciente violación de las libertades de expresión y de prensa, al agredir el canal internacional de noticias VPITV y los portales web de Panorama, Radio Fe y Alegría, diario Tal Cual, El Pitazo, Efecto Cocuyo y Caraota Digital, allanándolos y decomisándoles equipos. Los héroes del ataque cibernético, como instrumentos de ejecución, fueron Conatel, la entidad reguladora de telecomunicaciones, y el Seniat, la entidad de recaudación de impuestos. Por falta de papel y otros insumos, quedan pocos periódicos impresos que no se han visto obligados a mutar al formato digital, a lo que se suma que sólo el 7,7% de la población del país tiene acceso a internet. Solo Cuba, en la región, supera el prontuario liberticida de los causahabientes del fallecido “comandante eterno”.

Traspasando las fronteras, han llegado las críticas y protestas, de relevante importancia, desde el exterior. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, alzó la voz: “Observamos restricciones a la libertad de expresión. Esto incluye la aplicación de la legislación en contra del odio. Ataques contra defensores de DDHH y agresiones y detenciones de periodistas”. Y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), a través de su presidente, Jorge Canahuati, expresó: “Aunque estemos acostumbrados a la barbarie del régimen contra la libertad de prensa, no podemos dejar de condenar esta nueva ola de agresiones y ataques del gobierno venezolano con la intención de seguir silenciando a medios y periodistas independientes”.

Dije, líneas arriba, que el edificio de la economía venezolana se ha desplomado –destruidos piso, paredes y techo-, lo que trataré con más detenimiento en otra ocasión para cerrar esta breve reflexión, me limitaré a citar un párrafo de la fresca Exhortación Pastoral del Episcopado Venezolano, de recientísima fecha, 11 de este mes de enero, que reza así: “Además, es notorio cómo se ha deteriorado la calidad de vida, educación y salud, y servicios básicos; padecemos una inflación indetenible y una devaluación que ha empobrecido a toda la población. Todo esto ha llevado al aumento de la migración forzada, que en vez de ser protegida, es objeto de vejación por los agentes policiales y militares a lo largo del camino. Esta migración es la prueba más evidente del gran fracaso de las políticas públicas (económicas y sociales) ejecutadas por el Gobierno”.

Solo diré que este horror, que este tenebroso paisaje que enceguece nuestros ojos, va a desaparecer cuando pase esta increíble noche, que ha durado 22 años, y salga el sol.





Artículos relacionados

Destacados

Hasta los momentos se han entregado 3 500 000 viviendas, según el Ejecutivo

Destacados

Calzadilla dijo que en los próximos días el Poder Electoral ofrecerá más detalles acerca del proceso

Destacados

Los diputados reiteraron que son los "únicos" autorizados a nombrar representantes gubernamentales en el exterior

Destacados

Los proyectiles cayeron en el mar Mediterráneo sin causar víctimas ni daños materiales