article-thumb
   

Cuatro planes de seguridad fracasados: 2015 el año más cruento en la era chavista

Admin

El Cooperante.- “Ha sido un año más cruento y violento que 2014. Esto es preocupante porque 2015 tuvo cuatro planes de seguridad interactuando y coexistiendo: el plan patrullaje inteligente por cuadrante, plan desarme, plan pacificación y zonas de paz y plan OLP, todos impulsados por el Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz. En cuanto al homicidio el aumento rondará el 8% con relación a 2014, que cerró con 24.948 personas muertas a manos de la violencia y el crimen organizado”.

La afirmación así como las estadísticas fueron reveladas por el abogado y criminólogo Fermín Mármol García, ante la falta de cifras oficiales, indica que dos tipos de delitos se contabilizan sobre la base de la percepción ciudadana. También se refirió al secuestro y al robo a mano armada. La percepción con relación al secuestro resulta en un incremento del 60%. Se trata de un evento delictual pluriofensivo; atenta contra el patrimonio y la integridad psicológica y física de la víctima.

En síntesis, la tasa de homicidios se elevó 8%, la muerte de funcionarios policiales y militares en hechos violentos 18%, lo cual se traduce en 400 funcionarios asesinados este año, robo a mano armada 100%, secuestros 60%, con la particularidad de que se elevó 3% la muerte del secuestrado en cautiverio y 7% ascendió el abuso sexual y actos lascivos de secuestrados en cautiverio. “Preocupan dos eventos en ese sentido. Está aumentando la muerte en cautiverio de los secuestrados y las lesiones personales y abusos sexuales, desde actos lascivos hasta violaciones”, indica.

Mármol García destacó que 2015 se ha caracterizado por robos masivos y a plena luz del día. Se cometieron grandes atracos en playas, salones de fiestas de hoteles, clínicas, universidades, restaurantes, unidades de transporte, entre otros. Hay una modificación del robo a mano armada que anteriormente atentaba contra víctimas no expuestas a la vista de todos y este año se materializaron asaltos a multitudes. “El crimen en Venezuela es un problema de salud pública. Cualquier sitio puede ser apetecible para un robo individual o masivo”. Todo esto deviene en un cambio de la conducta y el gentilicio de los venezolanos, quienes desconfían, no se recrean ni movilizan y sueñan con emigrar.

Señaló que los venezolanos están a merced de una delincuencia perfectamente estructurada compuesta por ocho grandes bloques: las bandas y megabandas criminales (delincuencia común), los colectivos armados y violentos, la república de los pranes o el pranato carcelario que también ha invadido parte del tejido social fuera de la cárcel, los pseudos sindicatos de la construcción y pseudos sindicatos mineros, el Frente Bolivariano de Liberación y sus distintas facciones, el holding del tráfico ilegal de drogas y legitimación de capitales, el holding de la corrupción y la incidencia criminal extranjera; FARC, ELN, Los Paracos, Los Garimpeiros, entre otros, con una incidencia del 5% en la masa criminal venezolana.

Destacó que en estos ochos bloques 85% son criminales del sexo masculino y 82% es menor a 25 años de edad. Respecto a la cifra de impunidad mencionó que “el 2015 culmina con una tasa de impunidad superior al 96%”.

Comentarios

comentarios