article-thumb
   

Cumbre del G20 no logró frenar la potencial guerra comercial entre EEUU y China

El Cooperante | 21 marzo, 2018

Caracas, 20 de mayo.- Los ministros de finanzas y jefes de bancos centrales del G-20 discutieron, en una cumbre en Argentina llevada a cabo este martes, los riesgos que representan para el crecimiento de la economía mundial una potencial guerra comercial provocada por los aranceles al acero que impuso Estados Unidos (EEUU) y las crecientes sanciones a China.

Lea también: ¿Quién dijo miedo? A pesar de rechazo, Trump firmó decreto arancelario para el acero y aluminio

Pero luego de las conversaciones descritas por los participantes como “respetuosas” y consistentes en gran parte de lecturas de declaraciones sin debate, el G-20 acordó solamente apoyar una declaración ambigua del 2017 sobre el comercio y “reconoció” la necesidad de más “diálogo y acciones”.





“Reafirmamos las conclusiones de nuestros líderes sobre comercio en la cumbre de Hamburgo y reconocemos la necesidad de más diálogo y acciones. Estamos trabajando en reforzar la contribución del comercio en nuestras economías”, dijo la declaración final de los ministros del G-20.

Pero la declaración hizo poco por disipar la preocupación sobre una guerra comercial mundial luego de que EEUU anunció unos aranceles de un 25 por ciento sobre las importaciones de acero y de un 10 por ciento sobre las de aluminio, que entrarán en vigor el viernes, reseñó Reuters.

Dos funcionarios con conocimiento del asunto dijeron que el presidente norteamericano, Donald Trump, también anunciará aranceles sobre hasta unos 60 mil millones de dólares en tecnología y telefonía china el viernes, para castigar las prácticas de Pekín sobre la propiedad intelectual.





 El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, dejó en claro que los aranceles anunciados por Trump fueron una acción en legítima defensa.

“Tenemos que estar preparados para actuar en función del interés de Estados Unidos de defender el comercio libre, justo y recíproco”, dijo en una conferencia de prensa luego de las charlas, y agregó que siempre hay un riesgo de que otros actúen en reciprocidad.

“Sobre el caso del acero y el aluminio, esto es un resultado de prácticas comerciales injustas y es por eso que respondimos de esa manera”, agregó.

Por su parte la Unión Europea (UE), el principal socio comercial de EEUU, quiere quedar exenta de los aranceles a los metales como Canadá y México, pero hasta ahora no ha tenido éxito. Por esto están preparando aranceles sobre productos estadounidenses desde el whisky a los jeans y las motos Harley-Davidson.

Funcionarios europeos dijeron que una guerra comercial solo producirá perdedores y que el G-20 está unido en apoyo del multilateralismo, una manera de decir que el G-20 defiende resolver disputas comerciales mediante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Mnuchin dijo que tuvo conversaciones directas con sus contrapartes en China y que espera trabajar con Liu He, el nuevo viceprimer ministro, a cargo de las políticas financieras e industriales, sobre cómo tener mejor acceso al mercado chino.

“Creo que hay una visión general en el G-20 de que es nuestro deseo ver que China abra sus mercados para que podamos participar en ellos de la misma manera que ellos participan en los nuestros en una relación mucho más recíproca”, declaró Mnuchin.