Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Dar a luz en cuarentena se ha convertido en un «caos total» para las venezolanas

Un bulto de pañales cuesta 30 dólares, un tétero 5 dólares y una consulta de control prenatal 15 dólares

Cortesía

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- La cuarentena por el brote de coronavirus agudizó la crisis que atraviesan los venezolanos, golpeados con siete años de recesión y tres de hiperinflación. El déficit de los servicios públicos y del sistema sanitario convierten el hecho de dar a luz en un caos. La Maternidad Concepción Palacios está desbordada: un río de mujeres reclaman ser atendidas.

Lea también: Prostitución infantil, ejecuciones extrajudiciales, dolarización y sin servicios públicos: así viven la crisis en Güigüe

Valeria tiene 28 años y va por su segundo embarazo, y pese a que tienen tres años de diferencia, destacó que la situación económica del país ha afectado el bolsillo de su núcleo familiar como lo hizo en 2016, año en el que tuvo a su primer bebé. En conversación telefónica con El Cooperante, relató que desde el primer día que sintió que estaba embarazada inició una ruleta de gastos que no ha parado y que sabe que no se detendrá por un buen rato.

«Soy mamá, no me arrepiento, pero sí me gustaría vivir en un país normal donde los precios se mantengan. La prueba de embarazo cuesta cinco dólares, podemos empezar por allí, yo tengo los recursos porque trabajo y mi pareja también, pero, ¿cómo hace alguien con sueldo mínimo? Es un absurdo», fustigó.

La noticia de su segundo bebé llegó en medio de la pandemia, y consideró que eso empeoró todo.

«Una carrera de donde vivo al hospital antes costaba 1 dólar, ahora me han cobrado hasta 4 dólares con la crisis de la gasolina. Igualmente pasa con el control médico, ahora pago 15 dólares, pero antes costaba 10», criticó.

Venezuela atraviesa por una apreciación del tipo de cambio real, un escenario en el que el poder adquisitivo del dólar pierde fuerza pues la hiperinflación camina a un ritmo más acelerado que la variación del tipo de cambio.

Valeria agradece a Dios que su embarazo no ha tenido complicaciones médicas. Pese a esto, estimó que ha gastado mucho más de 600 dólares en vitaminas, exámenes de rutinas, eco y las pocas cosas que le ha comprado a su bebé.

«Un eco no te baja de 40 dólares, me he hecho 2 que son especiales: el morfológico y el 4D. Cada uno en 40 dólares. Las vitaminas prenatales cuestan 40 dólares, aparte debo tomar ácido fólico que ya cuesta unos 5 dólares la caja de 30 pastillas y es una diaria. El problema no es el costo, sino que sube todos los días. Cada vez que vas a la farmacia usas más dólares porque todo lo suben, pero todo sea por el bien del bebé», enfatizó.

Sobre los precios de pañales, ropa y accesorios para el bebé que llegará a principios de diciembre, dijo que ha comprado poco ya que cree que es «mala suerte» adelantarse a los hechos.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

«Sabemos que los pañales son lo más pesado, hemos visto bultos de pañales por internet y en el mercado de Catia y no bajan de 10 dólares, algunos traen más, otros menos. Pero he visto bultos de 150 pañales en 30 dólares. Lo mismo pasa con las toallitas, las cremitas, el champú, el jabón y todo lo que usan. Un champú cuesta 5 dólares, el jabón líquido igual, las cremas cuestan 10 dólares. Hemos visto y averiguado precios y sabemos que tenemos que gastar plata, pero vamos poco a poco», aseguró.

Respecto a los precios de cunas, sábanas, paños y todo lo de la habitación del bebé, dijo que reutilizará cosas de su anterior bebé y comprará lo que necesite.

Fue un total caos dar a luz en cuarentena

Ninoska Vásquez vive en San Martín y a diferencia de Valeria, ya superó la dulce espera. Su bebé nació hace 3 semanas en la maternidad Santa Ana en San Bernardino y contó a El Cooperante su experiencia, a la que calificó de «caos total».

«Por el tema de la pandemia me daba mucho miedo salir, salía lo necesario y pasé las últimas semanas del embarazo en la casa. Con lo de la cuarentena tuve que parar el control médico porque el doctor cerró el consultorio y se mudó a una oficina en Chacao. Tengo carro pero con el tema de la gasolina es una odisea. Todo se complicó. Seguí tomando mis medicinas y todo iba bien, un mes y medio antes me dieron unas molestias en el vientre y fui a la Concepción Palacios, allí me dijeron que cuando me dieran los dolores podía ir y dar a luz sin problemas, pero puras mentiras», rechazó.

A Ninoska le dieron los dolores de parto la madrugada del 10 de septiembre, esperó que amaneciera para ir a la Concepción Palacios y cuando llegó se encontró con un «río de mujeres que gritaban para ser atendidas».

«Intenté mantener la calma porque supongo que eso es algo normal», dijo la primeriza. «Pero me tuvieron allí hasta las 7:00 p.m. del 11 de septiembre y mi bebé nunca quiso salir, no rompí fuente y ya sentía que me estaba muriendo del dolor. Mi esposo decidió que iríamos a la Santa Ana y allí todo fue distinto. Nos atendieron de manera inmediata pero yo ya estaba demasiado débil y tuvieron que hacerme una cesárea, no supe más nada hasta el otro día al mediodía. Menos mal que todo salió excelente y tengo a mi bebé conmigo, pero considero que en la Concepción Palacios no actuaron como debían, hay muchas mamás que pierden a los bebés porque se pasa el tiempo del parto. Pero, vivimos en Venezuela», lamentó.

Explicó que tras dar a luz no pudo ver a su mamá ni a su pareja, ya que las visitas están suspendidas por la cuarentena. Todos conocieron al bebé cuando salieron del hospital.

La administración de Nicolás Maduro otorga a madres que se registren en el sistema Patria, el bono mensual «Parto Humanizado» por 448 000 bolívares: 1 dólar al tipo de cambio paralelo del lunes.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados

Internacionales

El demócrata reitera que la juventud y la experiencia son una buena fórmula para diferenciarse del pasado

Destacados

Según cifras del Gobierno hay 16 523 migrantes registrados en Trinidad y Tobago

Destacados

La lista fue publicada el pasado 23 de noviembre

Destacados

La directiva del organismo adelantó que se está trabajando para aumentar a 42 las hojas de la libreta del documento de identidad