article-thumb
   

Dar dinero en “cash” a los pobres: Venezuela no siguió recomendaciones de los expertos rusos

Elizabeth Fuentes | 3 junio, 2019

Caracas.-El plan de Rusia para rescatar la economía de Venezuela fue expuesto en noviembre del 2018 por una delegación que encabezaba nada menos que el viceministro de Finanzas Sergey Storchak. En el encuentro privado con las autoridades venezolanas, los rusos les dieron cinco recomendaciones llamadas Plan de Salvación, ninguna de las cuales el Gobierno de Maduro ha puesto en práctica.

Le puede interesar: Aunque discrepan sobre Guaidó, Colombia y Rusia apoyan una solución política para Venezuela

La primera fue darle a la población más necesitada el llamado “ingreso básico incondicional” que, en opinión de los economistas rusos, es la medida más efectiva para combatir la pobreza. Un ingreso básico es un pago periódico en efectivo, entregado en forma individual, sin necesidad de ninguna condición ni a cambio de trabajo, según su definición clásica. Es decir, que los expertos rusos le recomendaron a Nicolas Maduro otorgar dinero en efectivo a cada uno de los venezolanos en estado de pobreza.

El Plan de Salvación, “cuya autenticidad fue confirmada por un funcionario federal”, según reveló el portal ruso La Campana, tenía como segundo punto desactivar la impresión de dinero, “deteniendo la financiación del déficit presupuestario debido a esas emisiones”. En agosto del año pasado, Maduro eliminó cinco ceros de la moneda y la reinició como un “bolívar soberano”. Pero sin ninguna acción del gobierno para reducir el déficit presupuestario, la moneda siguió perdiendo valor frente al dólar.

La delegación rusa también propuso a Venezuela llevar a cabo una reforma fiscal y, siguiendo el ejemplo de Rusia, centrarse en los impuestos indirectos en lugar de los impuestos directos.

La cuarta medida era aumentar la producción de petróleo y diversificar las exportaciones al máximo.

Hasta ahora, ninguna de las recomendaciones han sido tomadas en cuenta. Sobre la primera (darle dinero en efectivo a los mas pobres), ha habido éxitos en países del Tercer Mundo. Un estudio realizado en un distrito de Kenia y dirigido por el Laboratorio de Acción contra la Pobreza del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en el programa Give Directly, el impacto del Ingreso Básico Incondicional fue positivo. Por cada 1,000 dólares desembolsados, hubo un aumento de 270 dolares en ganancias, un aumento de 430 dolares en activos y un aumento de 330 dolares en gastos de nutrición, con un efecto de 0% en el gasto de alcohol o tabaco.

El interés de Rusia de ayudar a Venezuela es directamente proporcional a sus deseos de poder cobrar la profunda deuda que mantiene el gobierno de Maduro con ellos. En total, según Reuters, el gobierno ruso y la empresa Rosneft han otorgado a Caracas al menos 17 mil millones de dólares en préstamos desde 2006. La empresa petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, está pagando gradualmente estas deudas, suministrando petróleo, pero la caída de los precios del petróleo y las políticas económicas fallidas del gobierno de Maduro llevaron a una hiperinflación en Venezuela que el FMI lo comparó con la situación en Alemania en 1923 y en Zimbabwe en los años 2000. Según las previsiones del fondo, la inflación en el país después de los resultados de 2018 debería haber superado el 1,300,000%.

“Pero si el Gobierno venezolano escucha el consejo de economistas rusos, facilitará la vida no solo a los venezolanos, sino también a sus vecinos, quienes en 2018 aceptaron a 3 millones de refugiados del país y en 2019 se verán obligados a aceptar otros 5 millones”, dijeron fuentes confiables al portal ruso La Campana.

Comentarios

comentarios