article-thumb
   

De banquete en banquete: Los “rojitos” que no escatiman a la hora de comer pese a la crisis

El Cooperante | 22 septiembre, 2018

Caracas.- Aunque desde el año 2014 los venezolanos han sido azotados por la peor crisis económica que el país ha afrontado en la historia moderna, los integrantes de la cúpula roja no han reducido sus gastos ni han dejado de disfrutar los placeres de la vida.

Lea también: Hijo menor de Cilia solo viaja en vuelos chárter desde que Maduro llegó al poder

De acuerdo con el más reciente reporte de la directora del Observatorio Venezolano de Salud, Marianella Herrera, los venezolanos han perdido en promedio 18 kilos, esto solo en lo que va de año. En entrevista ofrecida a Unión Radio, la nutróloga explicó que esto se debía básicamente a la crisis económica, que impide a los ciudadanos consumir una dieta balanceada.

Contrariamente, los personeros del Gobierno no solo han subido de peso desde que empezó la debacle económica, sino que también han sido capturados en restaurantes lujosos disfrutando banquetes que, para la mayoría de los venezolanos, son inasequibles.

Rafael Ramírez

El exministro de Petróleo, expresidente de Pdvsa y exrepresentante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rafael Ramírez, es uno de los más ostentosos a la hora de degustar un plato. Durante su cargo como diplomático en Nueva York, el ahora detractor del Gobierno de Nicolás Maduro, se paseó por los más exclusivos restaurantes de la ciudad.


Peter Luger Steak House, donde fue repudiado por un par de venezolanos en julio de 2017; Café Boulud, dirigido por el chef número uno de la ciudad, Daniel Boulud, y especializado en comida francesa; Sant Ambroeus, con precios altos y excesivos; Le Cirque, lujoso, elegante, con amplia carta de exquisitos vinos, y caviar y salmón “de otro mundo”; y Eleven Madison Park, “groseramente” costoso, figuran como los predilectos de Ramírez.

 

Delcy Eloína

Desde hace un par de meses, la actual vicepresidenta de la república ha sostenido el discurso, con su lujoso calzado Valentino o Balenciaga, de que no existe crisis humanitaria en el país.

Delcy Eloína, es bien conocida por lucir elegantes y exclusivos accesorios de reconocidas marcas internacionales, como Louis Vuitton, y también por visitar exquisitos restaurantes durante sus giras diplomáticas. En abril de 2017, la entonces canciller disfrutó una fina comida en el Fiola Mare, ubicado en la capital de Estados Unidos, Washington.

Tras terminar la sesión de la Organización de los Estados Americanos a la que había asistido, Delcy Eloína comió, junto a su homólogo boliviano, Diego Pary Rodríguez, unos exquisitos platos mediterráneos.

Foto tomada de Twitter

Fotos: Fiola Mare/Instagram oficial

Winston Vallenilla

El presidente de TVES desde 2014, es otro al que no le pega la crisis. Sus nada escatimados lujos, van desde una mansión en la Isla de Margarita hasta celebraciones de cumpleaños en La Tortuga.

Y, por supuesto, los banquetes para él y su familia no son una rareza en su cotidianidad. En Semana Santa de 2017, con las protestas en pleno auge, Vallenilla compartió una foto en sus redes sociales en la que se evidenciaba cómo disfrutaba de un exquisito pescado, mientras que su esposa, Marlene De Andrade, comía otro platillo digno de un festín.

Esto le valió una innumerable cantidad de críticas que apuntaban a su indiferencia por los disturbios en las calles de todo el país y la escasez de alimentos en general, pero no era la primera vez que el exanimador de RCTV compartía este tipo de fotos. Vallenilla era un asiduo usuario de Instagram al que le gustaba compartir casi cualquier comida que disfrutaba en su día tras día. Sin embargo, después de numerosas críticas, dejó de hacerlo. Incluso, eliminó todas las fotografías referentes.

 

Mario Silva

El conductor de La Hojilla es otro de los rojitos que no escatima a la hora de comer. En 2015, una foto de Silva degustando un festín de mariscos se filtró en las redes sociales, donde fue duramente criticado, no solo por su discurso barato de “ser rico es malo”, sino también por la crisis y la escasez de alimentos que había para la fecha.

 

Foto tomada de Twitter

 

Nicolás Maduro

Y por último, pero no menos importante, el presidente de la república, quien en días pasados protagonizó un escándalo mundial luego de que fuese grabado comiendo en uno de los restaurantes más lujosos del mundo, el Nusret Sandal Bedesteni.

Maduro fue recibido por, nada más y nada menos, el chef Nusret Gökçe, quien cocinó para él y para Cilia Flores, un banquete de carne. Pese a que el jefe de Estado venezolano alegó que había asistido por una invitación y no por iniciativa propia, las críticas en su contra no se hicieron esperar y el hecho fue reseñado por medios de todo el mundo.

 

Comentarios

comentarios