Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Investigación

¿Y el portaaviones? Candidatos psuvistas optan por ocultar a Nicolás en propaganda

Caracas, 1° de octubre.- Una mirada superficial a los números dejados por las elecciones regionales del 16 de diciembre de 2012 lleva a una conclusión inevitable: la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sufrió una dura derrota perjudicada por la baja participación (53%) y al efecto portaaviones que significaba el respaldo de Hugo Chávez a cualquier candidatura.

Lea también: Rafael Lacava, el chavista burgués que intenta “bañarse de pueblo” en Carabobo

Además de los exchavistas Liborio Guarulla en Amazonas y Henry Falcón en Lara, en la oposición solo salvó su honor Henrique Capriles en Miranda. Las otras 20 gobernaciones cayeron a manos de los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), once de ellos militares muy cercanos al mandatario que falleció unos meses más tarde.

Lo más preocupante de esos resultados fue la victoria de exministros «paracaidistas» como Henry Rangel Silva (81,7%) en Trujillo y Tareck El Aissami (55%) en Aragua, quienes se impusieron en estados de donde no son originarios. El mero aval de Chávez era un factor electoral determinante. Durante la campaña, quienes acudían a los actos chavistas siempre defendían al mandatario al tiempo que, consultados por los problemas del país como la inseguridad, la escasez o la inflación, culpaban al entorno.

La elección de los 23 gobernadores que está prevista para el venidero 15 de octubre será la primera en su tipo con la ausencia de Chávez y con la elevada impopularidad de su sucesor, Nicolás Maduro, quien según las encuestas es rechazado por hasta 90% de los venezolanos.

Le puede interesar: Héctor Rodríguez, el joven chavista que arrastra con una rayada hoja política 

Maduro desde que tomó la presidencia con Hugo Chávez como imagen de campaña electoral, demostró que no contaba con la misma popularidad que “su padre político”. Un ejemplo de esto es que en las presidenciales entre Chávez y Henrique Capriles el escenario fue de 8.191.132 votos contra 6.591.304 votos. Mientras que, cuando Maduro peleo la presidencia al opositor, ganó -según el CNE 7.587.579 votos a 7.363.980 votos, perdiendo 6030.553 seguidores del fallecido mandatario.

Dos años después, en las parlamentarias, y después de haber movido toda la maquinaria para una campaña electoral en la que Chávez seguía siendo la imagen para atraer a los seguidores que ya iban perdiendo, las urnas electorales desnudaron a un oficialismo fracturado.

El bajo apoyo de Maduro se ha notado en la campaña de algunos candidatos del PSUV, tal es así que algunos como Héctor Rodríguez (Miranda), Jehyson Guzmán (Mérida) y Víctor Clark (Falcón) han optado por tener una propaganda con poco color rojo y sin la foto del primer mandatario nacional.

En números: 16 de diciembre de 2012

En 2012 el oficialismo obtuvo 4.853.494 de votos, lo que significó una caída de 20,1% con respecto a las elecciones regionales de 2008, cuando alcanzaron un total de 5.758.494. Por su parte, la oposición sacó 3.883.037 votos en 2012, lo que significó un descenso de 22,1% sobre los 4.623.051 sufragios obtenidos en los comicios regionales de 2008.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados

Nacionales

Las oficinas de Alimenta la Solidaridad en El Rosal fueron allanadas el martes

Opinion

La OLP en realidad resultó ser un abrir de compuertas a una delincuencial arbitrariedad para cometer desapariciones y asesinatos

Destacados

El canciller de Maduro no se refirió a la expulsión de los 16 niños venezolanos a bordo de una embarcación inestable

Internacionales

Sus cuentas bancarias fueron congeladas y sus activos confiscados por EE. UU.