article-thumb
   

De la duradera “Vaca Sagrada” de la cuarta al precario “Chupa Dólares” de la quinta

Christhian Colina

Christhian Colina.- Con la llegada del fallecido Hugo Chávez al poder no solo se acabó con el bipartidismo y algunas otras bondades de la llamada “cuarta República”, sino también con la política de austeridad en la aviación presidencial, que permitió  la compra de solo tres aeronaves para uso gubernamental en 54 años, mientras que “El Gigante” y su autoproclamado hijo, en 15 años de gestión, han gastado 107,95 millones de dólares en dos aviones

Un avión Douglas C-54 Skymaster bautizado como “La Vaca Sagrada” fue la primera aeronave  presidencial adquirida por el Gobierno venezolano, comprado durante la administración de Rómulo Gallegos, pero llegó al país en 1948, cuando ya había sido derrocado. Fue utilizado por Marcos Pérez Jiménez para huir hacia Republica Dominicana. Luego en 1966 Raúl Leoni compró a Inglaterra una aeronave modelo Avro HS 748 identificada con las siglas FAV 0111.

Entre 1976 y 2002 estuvo al servicio de los mandatarios venezolanos un Boeing 737-200, bautizado luego por Hugo Chávez como “El Camastrón”, que fue adquirido en el primer Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Los más de 50 años de rigidez en la aviación presidencial vieron su fin con la llegada del fallecido Hugo Chávez al poder, que en el año 2000 compró un Airbus A319CJ bautizado como el “Chupa Dólares” que le fue entregado en 2002 por un monto de 65 millones de dólares. “Un avión moderno pensando ya en un avión del siglo XXI, un avión para los próximos 20 años”, dijo Chávez justificando la ostentosa adquisición.

El 23 de mayo de 2014, el defenestrado ministro Hebert García Plaza informó que el presidente Nicolás Maduro había donado el “Chupa Dólares” para ser vendido y con ese dinero comprar dos aviones para Conviasa. Recientemente el avión ha sido visto totalmente blanco portando la matrícula civil YV2984.

El 6 de junio de 2014 se conoció que fue puesto en servicio un avión Embraer Lineage 1000, que fue adquirido por el Gobierno nacional por 42,95 millones de dólares y estaría siendo utilizado como avión presidencial. Está rotulado con las siglas y colores de Conviasa y con la matrícula YV3016. La aeronave fue comprada a la Fuerza Aérea de Brasil (matricula FAB2592) que había sido desincorporada de sus itinerarios el 9 de abril de 2011.

Comentarios

comentarios