article-thumb
   

¿Debe retomar la oposición la lucha de calle como método de combate al Gobierno?

Danny Leguízamo | 11 diciembre, 2018

Caracas.- Los estudiantes han llamado recientemente a volver a la calle. Lustay Franco, dirigente de la Universidad Central de Venezuela, declaró en una entrevista concedida a El Cooperante que “es necesario retomar el conflicto con el Gobierno”. Pero resaltó que el conflicto se debe retomar con orden y organización. De allí, se desprende que la lucha no volvería a plantearse en los términos del año 2017, cuando los enfrentamientos de civiles desarmados con funcionarios del régimen provocó el deceso de al menos 130 personas, miles de heridos y centenares de encarcelados. Pero del dicho al hecho hay un trecho largo. ¿Es factible para la oposición retomar la calle?

Le puede interesar: Exfuncionario de Pdvsa en Texas se declaró culpable de obstruir investigación

Nicolás Maduro se aproxima al 10 de enero. El país todo se aproxima a una fecha en la que han prometido desconocer al régimen chavo-madurista. “Será ilegítimo”, repiten cual mantra los diputados de la Asamblea Nacional. En verdad, ilegítimo ya es. Fue declarado en abandono del cargo, tiene rechazo del 80% del país y se reeligió en un proceso electoral de dudoso. En todo caso, el 10 de enero se agravaría la ilegitimidad del régimen, situación que puede ser aprovechada por dos factores: o por los grupos del chavismo originario que conspiran contra Maduro, o por la oposición toda y el chavismo disidente.

La verdad el 10 de enero no es una fecha mágica. No habrá -como aseguraba un alto dirigente opositor- un “trompetista que caiga del cielo que cuando toque la flauta, de manera mágica, millones salgan a la calle y derroten a Maduro”. Lo que quiso decir es que deseos no preñan. Y la oposición, particularmente el ala extremista que conduce María Corina Machado, ha basado su discurso en supuestos no explicados bajo el lema del quiebre. La fuerza y el quiebre.

¿Cómo se producirá el quiebre y cuál es esa fuerza? ¿Alguien se ha detenido a preguntar a estos dirigentes cuál es el plan concreto? ¿Alguien se ha detenido a pensar que la comunidad internacional no coadyuvará para resolver los problemas de Venezuela si en primera instancia la propia oposición no presenta una hoja de ruta en común?


Y como deseos no preñan y el plan de Maduro para cubanizar a Venezuela avanza “a paso de vencedores”, lo primero es tener un plan. No existe la calle como solución ni el voto como solución. El voto y la calle son herramientas. Ambas deben ser utilizadas con prudencia. La calle se desgasta con facilidad -de hecho en Venezuela ya se quemó luego del año pasado-, y el voto es desprestigiado ex profeso por el propio Gobierno y por un sector de la oposición que afirma no creer en ello bajo estas condiciones, haciéndole creer a algunos incautos que en dictadura no se vota cuando, en realidad, históricamente, las oposiciones acostumbran a votar en dictadura. No porque consideren el voto como un fin, sino como una herramienta.

La calle debe retomarse. Y la lucha por las condiciones electorales también. Debe reconstruirse el liderazgo opositor y reconectar con la base. Si se reconecta con la base, habrá retoma del conflicto con organización y orden, como expresó Lustay Franco. Algunos partidos políticos ya comenzaron a pensar seriamente en esto, más allá de quemar el tiempo debatiendo con el otro sector de la oposición financiado por banqueros prófugos.

 

 

Comentarios

comentarios