Connect with us

Internacionales

Declaran culpable al expresidente Juan Orlando Hernández por narcotráfico

El Departamento de Estado aseveró que Hernández estuvo en el “centro de una de las mayores conspiraciones de narcotráfico más violento del mundo”

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: archivo.- Un jurado federal de Estados Unidos declaró culpable al expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, por haber conspirado con algunos narcotraficantes del mundo para “transportar” toneladas de cocaína hacia la nación norteamericana.

Lea también: Maduro anuncia entrega de 10 millones de dólares en créditos para emprendedoras

En un comunicado publicado por la Oficina de Asuntos Públicos del Departamento de Justicia, el exmandatario, de 55 años de edad, fue hallado culpable de tres cargos de acusación, los cuales incluían importación de cocaína y delitos relacionados con armas.

Hernández será sentenciado el 26 de junio de este año. “Juan Orlando Hernández abusó de su posición como presidente de Honduras para operar el país como un narcoestado donde a los narcotraficantes violentos se les permitió operar con virtual impunidad, y el pueblo de Honduras y Estados Unidos se vio obligado a sufrir las consecuencias”, dijo fiscal general Merrick B. Garland.

Por conspiración para importar cocaína, la sentencia mínima condenatoria es de 10 años de prisión; por usar y portar ametralladoras para la conspiración, llevará a Hernández a una cadena perpetua; y conspirar para el uso de armas para cometer el ilícito, conlleva una pena máxima de cadena perpetua.

En este sentido, manifestó que el Departamento está “perturbando” todas las redes de narcotráfico que afectan a la nación estadounidense y a sus habitantes. 

Advertisement

Vinculaciones con el Cártel de Sinaloa 

El hondureño, según detalla el documento, aprovechó su posición en el Estado para vincularse con el líder del Cártel de Sinaloa, con el propósito de enviar drogas “mortales” a comunidades vulnerables de EE. UU.  "Este caso debería enviar un mensaje claro de que nadie está por encima de la ley ni fuera de nuestro alcance".

“Juan Orlando Hernández tuvo todas las oportunidades de ser una fuerza para el bien en su Honduras natal. En cambio, optó por abusar de su cargo y de su país para su beneficio personal y se asoció con algunas de las organizaciones narcotraficantes más grandes y violentas del mundo para transportar toneladas de cocaína a Estados Unidos”, aseguró el fiscal.

Narcotráfico hacia EE. UU.

Según documentos judiciales, desde el 2004 hasta 2022, Hernández estuvo en el “centro de una de las mayores conspiraciones de narcotráfico más violento del mundo”. Por ello, recibió millones de dólares en sobornos de parte de organizaciones delictivas de América Latina y otras partes del mundo. 

“A lo largo de su mandato, Hernández promovió públicamente la legislación y los esfuerzos que pretendía realizar en apoyo de las medidas antinarcóticos en Honduras. Al mismo tiempo, protegió y enriqueció a los narcotraficantes de su círculo íntimo y a quienes le proporcionaron sobornos alimentados con cocaína que le permitieron obtener y mantenerse en el poder en Honduras”, suscribe el texto. 

Extradiciones para el control del poder

El tribunal reveló que el expresidente seleccionó las extradiciones de narcotraficantes que amenazaban su control hacia EE. UU. para poder mantenerse en el poder y beneficiar a sus aliados. En este sentido, Hernández y sus cómplices “abusaron de las instituciones hondureñas, incluida la Policía Nacional de Honduras  (PNH) y el Ejército de Honduras”, para proteger y hacer crecer su conspiración. 

Advertisement

Los involucrados usaron agentes de la PNH para proteger las cargas de cocaína en el territorio hondureño; mientras que las redes delincuenciales las protegían en el exterior, sembrando violencia y causando muertes en los países vecinos. 

Varios cómplices, entre ellos el hermano de Hernández, Juan Antonio Hernández Alvarado, también conocido como Tony Hernández, y Geovanny Fuentes Ramírez, un “violento traficante de cocaína que se reunió con Hernández en múltiples ocasiones”, ya recibieron una condena.

Más recientemente, Juan Carlos Bonilla Valladares, ex jefe de la PNH,  quien se declaró culpable de la conspiración. “En total, Hernández y sus cómplices traficaron más de 400 toneladas de cocaína con destino a Estados Unidos a través de Honduras durante el mandato de Hernández en el gobierno hondureño”.



Tendencias