article-thumb
   

Del “¿Por qué no te callas?” al “rolo de racista”

Jose G Martinez

Las relaciones diplomáticas entre España y la Venezuela chavista se han visto empañadas por incidentes que van desde el “¿Por qué no te callas?” del rey Juan Carlos a Hugo Chávez hasta el calificativo de “rolo de racista” del mandatario venezolano Nicolás Maduro contra Mariano Rajoy, presidente del Gobierno Español. El diario ABC de España recuerda los desencuentros más sonados entre Madrid y Caracas durante la era bolivariana.

¿Por qué no te callas?

Noviembre de 2007. Durante la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, el rey Juan Carlos perdió la paciencia e interrumpió a Hugo Chávez con la imprevista frase que dio la vuelta al mundo, ante la insistencia del mandatario venezolano de llamar “fascista” al expresidente del Gobierno español José María Aznar, a quien acusaba de participar en el intento de golpe de Estado de 2002. Ocho meses después, Chávez visitó al Rey en España para tratar de recomponer la relación.

Eurodiputado expulsado

Febrero de 2009. El Gobierno de Venezuela expulsa al eurodiputado del Partido Popular (PP) Luis Herrero, que había acudido al país como observador internacional, por criticar públicamente la ampliación de horario del referéndum sobre la modificación de la Constitución y llamar “dictador” a Hugo Chávez.

Colaboración con ETA

Marzo y octubre de 2010. La Audiencia Nacional acusa al Gobierno venezolano de cooperar en la alianza de los grupos terroristas ETA y Farc y, en concreto, de la participación en esa cooperación del etarra Arturo Cubillas. En base a ello, España pidió a Venezuela la extradición de Cubillas, que desde 2007 trabajaba como jefe de seguridad en el Instituto Nacional de Tierras (Inti). Nunca fue entregado, aduciendo que tiene la nacionalidad venezolana.

Elección de Maduro

Abril de 2013. Recién elegido presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, responde llamando a consultas a su embajador en Madrid, en protesta por unas declaraciones del ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en las que podía interpretarse que no reconocía el resultado electoral ante algunos dudas que se habían planteado. España no envió, al Príncipe de Asturias a la toma de posesión de Maduro, pese a que solía ir a todas las de Iberoamérica.

El avión de Evo Morales

Julio de 2013. Maduro acusa a España de pretender revisar el avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, para ver si en su interior iba el exanalista de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden. “¿Qué se cree ese presidente Rajoy? ¿Que los sudamericanos somos sus esclavos?”, dijo, al tiempo que volvió a llamar a consultas a su embajador en Madrid.

Leopoldo López

Octubre de 2014. Rajoy recibe a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López. Aunque lo hace en la sede del PP y no en Moncloa, Maduro interpreta que esa entrevista y el llamado de Rajoy a la puesta en libertad de López son una injerencia en los asuntos internos de Venezuela. Por tercera vez, llama a consultas a su embajador en España, a donde no autoriza su regreso hasta pasados cuatro meses. En ese tiempo, el mandatario venezolano reitera las acusaciones a España de formar el eje Madrid-Bogotá-Miami, para derrocar su Gobierno.

Rajoy “rolo de racista”

Abril de 2015. El caso Venezuela logró que el PP y el PSOE coincidieran. Con el apoyo de los dos principales partidos, el Congreso español pidió la inmediata liberación de Leopoldo López y Antonio Ledezma. El Presidente venezolano no tardó en reaccionar calificando de “rolo de racista” a Mariano Rajoy, asegurando además que su Gobierno estaba “podrido”. España tildó de “intolerables” los “insultos y amenazas” de Maduro y llamó a consulta al embajador de Venezuela en Madrid para expresarle su irritación en un encuentro que no duró más de cinco minutos. La Cancillería venezolana hizo lo propio con el embajador español en Caracas.

Con información de ABC

Comentarios

comentarios