Muñoz entregó a la directora ejecutiva del IPI, Bárbara Troinfi, el informe elaborado recientemente  en la última Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa, donde se expone detalladamente las actuación del Ejecutivo venezolano y el acoso a los medios.

Durante su participación, señaló que en el país hay más de 70 presos políticos, encausados por el solo hecho ser críticos y opositores a Nicolás Maduro, siendo Leopoldo López y Antonio Ledezma los más emblemáticos. En ese sentido, recordó que el propio fiscal que llevó la causa de López, denunció en Estados Unidos la manera como se llevó el referido caso, lo que dejó clara evidencia de la decisión del Poder Ejecutivo de enjuiciarlo.

Además, en el documento fueron certificadas 287 violaciones a la libertad de expresión. Por lo cual, Muñoz expuso los casos más emblemáticos  de persecución y amenazas por parte de los altas jerarcas del Gobierno a los propietarios de los medios acusándolos de obedecer directrices del “imperio” norteamericano y de estar fraguando un golpe de Estado.

Por último según una nota de El Venezolano, Múñoz expuso la situación del diario El Carabobeño, el cual circuló en la región central hasta el 17 de marzo de este año por la falta de papel. Aunado al diario Panorama del occidente del país que tuvo que cerrar algunas de sus corresponsalías.