article-thumb
   

Denuncian daños al ecosistema ante el silencio de Pdvsa por derrames de crudo

El Cooperante | 27 noviembre, 2018

Caracas.- El silencio y la poca transparencia en la información de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dificulta que expertos ambientalistas conozcan los alcances de los eventos que ocasionan un grave impacto ambiental, degradación de ecosistemas y extinción de especies. La falta de mantenimiento y la huida del personal empeoran la problemática.

Lea también: Por impagos de Pdvsa: antiguo buque Pilín León tiene 19 meses varado en Portugal

El problema de los derrames en Pdvsa se evidenció a partir de febrero de 2012 con el accidente en el río Guarapiche (estado Monagas) que todavía deja ver la fuerte secuela de daños en el ecosistema”, afirmó a El Nacional, el biólogo Alejandro Álvarez, coordinador de la Coalición Clima 21.

Además, denunció el silencio y la poca transparencia en la información de la empresa que dificultan a los expertos ambientalistas conocer los alcances de los eventos, “los cuales, la mayoría de las veces, trascienden al público porque no se puede ocultar un derrame en un río, ya que la corriente del agua lo esparce”, agregó.

Durante este fin de semana se registró a traves de Twitter un derrame en el río Morichal en el estado Monagas. Hasta ahora, Pdvsa no se ha pronunciado ante este severo daño.

Recordemos que el derrame más impactante del 2018 sucedió el 7 de julio en el complejo operacional Jusepín, también en el estado Monagas, y cuya respuesta tardía de las autoridades ocasionó que cayera crudo en el río Guarapiche. En consecuencia, se suspendió el servicio de agua potable en Maturín, lo que afectó a más de 400.000 vecinos.

Declive de la estatal petrolera

José Bodas, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), precisó que desde hace siete años, la petrolera no hace mantenimiento a los oleoductos que transportan hidrocarburos, ni el mantenimiento preventivo como la protección con rayos catódicos para prevenir la corrosión.

Denunció que no se examinen las líneas con rayos X para detectar fisuras o sus posibilidades, lo cual hace que 90% de las tuberías de la industria petrolera esté propensa a filtraciones y escapes. “Todo esto explica el aumento de los derrames. El año pasado se reportaba uno mensual, en lo que va de año se registran tres”, insistió.

Por otra parte, la falta del personal especializado debido al éxodo de trabajadores que se van por los bajos sueldos y por las malas condiciones laborales afecta la velocidad de respuesta ante los siniestros.

Comentarios

comentarios