article-thumb
   

La MUD califica Estado de excepción como un globo de ensayo para suspender elecciones

Christhian Colina

Christhian Colina.- “Este insólito por desproporcionado decreto de estado de excepción, emitido a sólo 109 días de unas cruciales elecciones parlamentarias, puede ser la vía de escape usada por el oficialismo para evitar una derrota tan inminente como segura, lo cual colocaría al país y con él a la región entera ante un muy grave riesgo de inestabilidad y violencia, que es precisamente lo que la normal realización de las elecciones puede y debe evitar”, asegura en un comunicado la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

En la alianza opositora rechazaron la medida gubernamental que afecta a cinco municipios del estado Táchira y que podría tener una duración de hasta 120 días, por considerarlo inadecuado y extemporáneo.

“Inadecuado, porque la situación de inseguridad que se vive en la frontera y la crisis económica que de manera aguda allí se presenta con el fenómeno denominado bachaqueo y el tema del contrabando de extracción obedecen a causas profundas, surgidas o agravadas en los últimos 17 años y que afectan a todo el país.  Extemporáneo, porque la solución real a esta situación esta en manos del pueblo venezolano, que deberá ejercer en forma directa su soberanía a través del voto”, denuncian.

También manifestaron que el decreto presidencial tiene un sesgo distraccionista, ya que el Gobierno nacional ha sido incapaz de dar respuesta a los problemas que enfrentan diariamente los venezolanos. “Alertamos los peligros potenciales que una medida como esta puede implicar para la vigencia real de los Derechos Humanos de todos los ciudadanos.  Si estos ya son violados abiertamente por el Gobierno sin el amparo de Estado de Excepción alguno, los excesos que podrían ocurrir bajo este marco suscitan justa preocupación y alarma”, exhortan.

“Interrumpir con una medida caprichosa y arbitraria la vida de esa comunidad es, en si mismo, un acto de desestabilización de la vida de esa comunidad, generador de daño económico y de malestar social, sobre todo para los mas humildes pobladores de la zona. En este sentido esta es una medida no para prevenir una situación de emergencia, sino para provocarla artificialmente“, manifiestan.

Por último hicieron un llamado a la Organización de Estados Americanos (OEA), a los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericana (Unasur), al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, y al resto de la comunidad internacional a estar vigilantes ante la situación venezolana.

Comentarios

comentarios