article-thumb
   

Denuncian que Daniel Ortega mantuvo relaciones sexuales con una menor en 2005

Christhian Colina

Diario de Las Américas.- El presidente nicaragüense Daniel Ortega sostuvo una relación extramarital con una menor de 15 años en 2005 y de esa unión nació una niña, quien ahora tiene 4 años y no fue reconocida por el mandatario sandinista, denunció en Miami un hermano de la joven.

Otro hermano, que cumple prisión en Nicaragua, confirmó la relación de Ortega con la joven, que ahora tiene 25 años, en una carta escrita desde su celda y afirmó que el presidente sandinista lo tiene preso en represalia por haber denunciado el hecho.

Cinco hermanos de la joven, cuyo nombre es Elvia Junieth Flores Castillo, buscan asilo político en Miami y el sexto hermano, que se encuentra detenido en Nicaragua, cumple 15 años, acusado de violación. Sin embargo, sus familiares aseguran que es víctima de la persecución de Ortega por haberse opuesto a la relación con la muchacha.  

No es la primera vez que Ortega es señalado por abusos sexuales: en 1998 su hijastra, Zoilamérica Narváez Murillo, le acusó de haberla abusado sexualmente desde que era una niña de 11 años. El caso no prosperó porque la jueza Juana Méndez, a quien fue presentada la causa, alegó que la acusación había prescrito. Años más tarde, Zoilamérica retiró la demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Santos Sebastián Flores Castillo, de 42 años, el hermano mayor de Elvia Junieth, que se encuentra preso desde el 2013, fue procesado y condenado en tiempo récord. El caso ya es del conocimiento de la Comisión Mundial Contra la Tortura (OMCT), debido a que Flores ha sido torturado, según investigaciones realizadas por la Asociación Pro Derechos Humanos (Anpdh), de Nicaragua.

El detenido asegura que le dijo a Ortega que iba a denunciarlo por haber seducido a su hermana cuando era una adolescente. “Estoy encarcelado injustamente porque Daniel Ortega Saavedra me odia de gusto, sólo porque no estuve de acuerdo con la relación de pareja que sostuvo con mi hermana Elvia Junieth; él la convirtió en su mujer cuando ella tenía 15 años”, escribió Santos Sebastián en una misiva que envió desde la cárcel.

En la carta pide a organismos de Derechos Humanos que le ayuden “por el amor de Dios”. “Ya no aguanto estas torturas y este encarcelamiento injusto (…) Responsabilizo a Daniel Ortega, de cualquier cosa que me suceda en esta prisión o en cualquier lugar de Nicaragua”, suplica en el texto.

Comentarios

comentarios