article-thumb
   

Denuncian que el Gobierno no ha ejecutado medidas de protección a niños del JM de los Ríos

El Cooperante | 20 noviembre, 2018

Caracas.- La directora de la oenegé “Prepara Familia”, Katherine Martínez, advirtió que la vida de los pacientes que se encuentran hospitalizados en el hospital  JM de los Ríos de San Bernardino están en riesgo, ya que, el Estado venezolano sigue sin ejecutar el dictamen de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el cual se le ordenó cumplir las medidas de protección a los niños de la Unidad de Nefrología de ese centro hospitalario.

Lea También:  85% de equipos para quimioterapia del JM de los Ríos no funcionan desde hace meses

Parte de la medicina que se ocupa de la anatomía, la fisiología y las enfermedades del riñón, son las áreas donde el desabastecimiento de los insumos se ha hecho más fuerte. En febrero se aprobó la resolución. No obstante, nueve meses después no se ha logrado hacer mantenimiento a la planta de osmosis y la escasez de antibióticos posibilita la existencia de otro brote infeccioso como el ocurrido en 2017 que ocasionó el fallecimiento de 10 niños.

Martínez señaló que entre 2017 y 2018 fallecieron 15 menores con tratamiento nefrológico, “pareciera que al Estado no le duele la situación que atraviesan los pacientes”, expresó, según lo reseñado en NTN24.

Por último, recordó que Larry Davoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos y agente del Estado ante Sistema Internacional de Derechos Humanos, se comprometió en la reunión de Colorado, realizada en septiembre, a cumplir un cronograma de acuerdos.


El pasado 02 de octubre luego de realizada una audiencia, la CIDH dictó medidas cautelares a efectos de proteger la vida de todos los pacientes, pero aún el Estado venezolano no ha cumplido con el compromiso de dotar a dicho centro asistencial.

Los pacientes de este hospital logran sobrevivir gracias a la solidaridad de varias fundaciones, organizaciones no gubernamentales, artistas y venezolanos de la diáspora que desde países extranjeros envían ayudas tanto económicas como materiales para salvar la vida de estos niños con enfermedades crónicas.

Comentarios

comentarios