article-thumb
   

Depresión y suicidio: La impactante y conmovedora revelación de Sophie Turner sobre Juego de Tronos

El Cooperante | 18 abril, 2019

Caracas.- La actriz británica Sophie Turner, quien alcanzó la fama mundial con su papel de Sansa Stark en la exitosa serie de HBO, Juego de Tronos, ha decidido sincerarse sobre sus problemas con la depresión, pensamientos suicidas, cómo las redes sociales la han afectado emocionalmente y cómo se siente en relación a sí misma.

Lea también — La desgarradora confesión de Emilia Clarke al estar cerca de la muerte tras grabar Juego de Tronos

Durante una entrevista concedida en el podcast Dr. Phil in the Blanks, la intérprete de Dark Phoenix trató de ser transparente sobre su salud mental con el objetivo de poder ayudar a las personas que están atravesando por algo parecido, además de intentar cambiar las estigmas que están relacionadas a referido tema.

Turner reveló que el máximo reto que ha enfrentado, entre muchos de sus problemas, es la depresión que ha sufrido desde hace unos seis años. El mayor desafío para mí es simplemente levantarme de la cama, salir de la casa y aprender a amarme a mí misma, creo”. 

En el 2011, cuando solo tenía 15 años de edad, Sophie comenzó a trabajar arduamente en la popular serie Juego de Tronos, labor que comenzó a afectar a sus relaciones personales, puesto que tuvo que soportar sola que sus amigos empezaran la universidad y dejaran sus casas mientras ella continuaba viviendo con sus padres y trabajando.

La situación llegó a tal punto, que ni siquiera le quedaban ganas de ver a sus amistades y pasar tiempo con ellos, debido a que “solo lloraba y lloraba y pensaba: ‘no puedo salir. No quiero hacer nada'”. 

Resaltó que su participación en el programa de HBO le “gustaba muchísimo”, puesto a que no podía creer que le iban a pagar por actuar. “Todo era increíble”, comenta.

Sin embargo, agregó que todo empezó a irse a pique cuando alcancé la pubertad, como a los 17 años, cuenta ante los micrófonos de Dr. Phil. “Mi metabolismo se ralentizó muchísimo y empecé a ganar peso. Y luego tuve que enfrentarme al escrutinio de las redes sociales y todo eso, y en ese momento fue cuando [la depresión] empezó a golpearme“.

La actriz, quien cuenta con casi dos millones de seguidores en su cuenta de Twitter y más de 10 en Instagram, desveló que las redes sociales fueron los detonantes de su depresión, pese a que influyeron muchas otras cosas. “No diría que fue la razón principal, pero sí un catalizador”, indicó.

Aseguró que pasaba tiempo leyendo los comentarios de las personas que la cuestionaban por cualquier cosa: su físico, su piel, su peso, su forma de actuar, entre otros. “Me lo creía. Me decía a mí misma: ‘Sí, estoy llena de granos. Sí, estoy gorda. Soy mala actriz’. Y me lo creía. Veía 10 comentarios fantásticos y los ignoraba, pero uno negativo me hundía“.

En este sentido, dijo que comenzó a percatarse de todo, a tal grado de llegar a preocuparse por los ángulos de las cámaras, pues se sentía muy insegura con su rostro: “tengo una nariz grande y a todo el mundo le encanta hacérmelo notar, y era cómo: ‘No sé en qué ángulo ponerme’. Afectaba a mi creatividad. No podía serle fiel al personaje porque estaba demasiado preocupada por Sophie.

De igual manera, la artista precisó que ha logrado mejorar su salud mental asistiendo a sesiones de terapia y siguiendo un tratamiento específico que la ha ayudado a quererse a sí misma, “o más que antes, creo. No pienso que me quiera mucho, pero estoy con alguien que me ayuda a darme cuenta de que tengo ciertas cualidades positivas, supongo”, señaló en referencia al cantante Joe Jonas, con quien se comprometió el 2017.

Continúo hablando sobre el músico, quien la acompañó al programa radiofónico:cuando alguien te dice cada día que te quiere, te hace pensar los motivos por los que te quiere y también quererte un poco más a ti misma. Así que sí, me quiero“.

Dr. Phil no dudó en mostrarle a Sophie Turner lo importante que significó que se atreviera a hablar de forma tan sincera y sin tabúes sobre los problemas de salud mental que lleva enfrentando desde hace algunos años, puesto que su testimonio, como persona reconocida a nivel mundial, podría salvar muchas vidas de chicas jóvenes que en estos momentos están pensando en acabar con su vida a causa del acoso o bullying que sufren en redes sociales.

Las palabras del conductor del popular programa radiofónico emocionó hasta las lágrimas de la actriz británica, quien sostuvo que ese era su objetivo: poder animar a las personas y decirles que no están solas, que pueden pedir ayuda.

Comentarios

comentarios