Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Desde Mairanovski a Navalny: Los envenenamientos más famosos de la historia contemporánea

Novichok significa «recién llegado» en ruso y se usa para identificar a un grupo de agentes nerviosos que fueron desarrollados por la Unión Soviética (URSS) entre 1970 y 1980

Foto portada: Imagen referencial.

 Caracas / Foto Portada: Reuters.- No es algo nuevo en política. Y menos en Rusia. Los envenenamientos ha sido usado durante siglos como estrategia casi perfecta para silenciar al enemigo. Durante los últimos años, el presidente ruso Vladimir Putin ha sido acusado de ordenar envenenamientos contra sus opositores. Alexei Navalny fue envenenado con Novichok en agosto y ha generado que la UE imponga sanciones a 6 de los colaboradores del Kremlin, quien por supuesto ha negado cualquier implicación en el hecho.

Lea también: UE sanciona a 6 colaboradores de Putin por el envenenamiento de Navalny

Alexei Navalny casi muere durante un vuelo interno en Rusia el pasado 20 de agosto. El hombre de 44 años tuvo que ser trasladado de emergencia al Hospital de Emergencias Clínicas de la Ciudad No. 1 en Omsk. Había sido envenenado.

Pruebas realizadas la semana pasada en laboratorios designados por la Organización por la Prohibición de Armas Químicas confirmaron que Navalny había sido envenenado con el agente nervioso Novichok.

Pero esta no es la primera vez que el Novichok aparece en las primeras planas de Rusia y todo el mundo, pues en 2018 el exespía ruso Sergei Skripal fue atacado con el mismo veneno.

¿Qué causa el Novichok?

Novichok significa «recién llegado» en ruso y se usa para identificar a un grupo de agentes nerviosos que fueron desarrollados por la Unión Soviética (URSS) entre 1970 y 1980. Fueron catalogadas como armas químicas de cuarta generación y fueron fruto de un programa militar bautizado con el nombre en clave de «Foliant».

En 1999, técnicos de Defensa de Estados Unidos viajaron a Uzbekistán para ayudar a desmantelar y descontaminar la zona en la que se hallaba uno de los mayores campos de ensayo de la antigua URSS.Los soviéticos usaban la planta para producir y probar pequeños lotes de Novichok y habrían sido diseñados para  eludir la detección de inspecciones internacionales.

Los síntomas de envenenamiento por Novichok pueden aparecer entre 30 segundos y 2 minutos después de haberlo inhalado o tocado. Causa convulsiones, babeo y fallas respiratorias que pueden causar el coma y la muerte. Al producir la ralentización del ritmo cardíaco y la obstrucción de las vías respiratorias, el afectado puede morir por asfixia.

El veneno como arma infalible

Viktor Yúshchenko: el político ucraniano, candidato de la oposición al gobierno prorruso y héroe de la Revolución Naranja tuvo que ser ingresado de emergencia tras enfermarse en plena campaña presidencial.

Las investigaciones de médicos austríacos revelaron que Yúshchenko fue envenenado con dioxina. Sin embargo, se recuperó y fue elegido presidente en enero de 2005. Pese a los cuidados especializados, su rostro deformado conserva los rastros del ataque.

Alexander Litvinenko: murió en noviembre de 2006 en un hospital de Londres, tras haber sido envenenado con Polonio. El exespía ruso de 43 años era un acérrimo opositor de Vladimir Putin y su muerte causó una crisis diplomática entre Reino Unido y Rusia, debido a que el Kremlín se negó a extraditar al principal sospechoso del ataque.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Tras las investigaciones, se conoció que Litvinenko  estuvo en una cafetería londinense en donde le suministraron el mortal veneno -del tamaño de un grano de azúcar- en una taza de café.

Kim Jong-nam: el medio hermano del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un fue envenenado el 13 de febrero de 2017 con VX, un agente neurotóxico. La muerte de Jong-nam ocurrió minutos después de haber entrado en contacto con el veneno en el aeropuerto de Kuala Lumpur, Malasia.

La muerte conmocionó a la comunidad internacional y provocó una crisis diplomática entre Kuala Lumpur y Pionyang, ya que el VX fue usado como arma de destrucción masiva en tiempos de la Guerra Fría. 

Serguéi Skripal: En 2018, el ex doble agente ruso de 66 años apareció moribundo en el banco de una blaza en Salisbury, Reino Unido, acompañado de su hija Yulia.

Skripal había pasado los últimos 10 años viviendo en Reino Unido, tras salir de la cárcel en Rusia, había sido condenado por entregar información a los servicios de inteligencia británicos y su liberación fue posible gracias a un intercambio.

Estudios toxicológicos descubrieron que Skripal y su hija tenían rastros de Novichok. Ambos fueron hospitalizados y batallaron varias semanas por su salud, pero pudieron sobrevivir.

La administración de Putin ha recibido múltiples acusaciones de envenenamiento a opositores y disidentes. Foto: AFP.

Anna Politkovskaya: la periodista se convirtió en una crítica de los abusos en Chechenia, por lo que había recibido varias amenazas de muerte. En 2004, se enfermó gravemente después de beber té y dijo que fue envenenada para que no reportara sobre la toma de una escuela en el sur de Rusia en 2004 por parte de separatistas islámicos. Dos años después, Politkovskaya fue asesinada a tiros afuera de su casa en Moscú. Cinco hombres fueron condenados por llevar a cabo el homicidio, pero nadie por ordenarlo.

Georgi Markov: el 7 de septiembre de 1978, el periodista del servicio búlgaro de la BBC, estaba esperando un bus en el puente de Waterloo, Londres, cuando sintió un pinchazo en la parte de atrás de su pierna derecha.

Markov pudo ver cómo un hombre se fue caminando con un paraguas y se montó en un taxi. No le dio importancias al asunto pero murió cuatro días después.

Aquejado de fiebre y con el pulso acelerado, el periodista búlgaro, de 49 años, acudió al hospital St James, donde fue atendido por el Dr. Bernard Riley. Murió a los 4 días y la autopsia reveló que en su pierna tenía una cápsula del tamaño de la cabeza de un alfiler llena de ricino.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Han pasado 42 años y nadie ha sido condenado o arrestado por tener relación con el crimen. Bulgaria cerró la investigación en 2013 por falta de pruebas y aún no existe antídoto para el ricino.

Georgi Markov murió 4 días después de haber sido envenenado con ricino. Foto: Cortesía.

Grigori Mairanovski, el «Profesor veneno»: Mairanovski fue un bioquímico soviético que desarrolló sustancias venenosas bajo la dictadura de Stalin en la Unión Soviética.

En 1964, habían transcurrido más de 10 años de la caída de Stalin, y Mairanovski buscaba «rehabilitarse» por los delitos cometidos. Sin embargo, murió a causa de una insuficiencia cardíaca aguda, tal como todas las víctimas de sus experimentos. Muchos historiadores aseguran que el hombre fue víctima de algún producto de sus propias investigaciones, y que fue asesinado por órdenes de Jruschov.

Mairanovski buscaba desarrollar un veneno incoloro que matara al hombre en cuestión de segundos y que no pudiera ser detectado por un examen post mortem.

Experimentó con presos políticos y prisioneros de guerra a finales de la segunda Guerra Mundial, a los que le aplicó de distintas formas, derivados del gas mostaza, digitoxina, colchicina, talio, ricina, variando la concentración de estas sustancias y los métodos de su introducción en el organismo humano.

Además, desarrolló varias maneras de introducir sustancias tóxicas en el cuerpo de las víctimas, mezcló sustancias letales con alimentos, agua, inyecciones y en contacto con la piel. Además, creó cartas venenosas para los disidentes del régimen (éstos, al abrirlas, se intoxicaban con el veneno que Mairanovski había impregnado en ellas) e intento desarrollar un llamado suero de la verdad, balas envenenadas y un bastón con veneno mortal que evitara dañar órganos vitales.

Artículos relacionados

Vitrina

El monarca español permanecerá confinado 10 días y ha suspendido todas las actividades oficiales que tenía programadas durante ese período

Destacados

Hasta el momento las autoridades no han reportado daños materiales, ni réplicas

Destacados

Biden ha prometido revertir muchas de las políticas restrictivas de inmigración de Trump

Destacados

Para el economista, Donald Trump es un personaje político "tóxico"