article-thumb
   

Desidia gubernamental: Universidades están amenazadas por un “cierre técnico de facto”

Admin

Jose Á. Palacios.- La Casa que Vence las Sombras, patrimonio de la humanidad y máxima casa estudios del país, está, junto a once universidades más, afectada por la desidía del Gobierno, que ha destinado millonarias sumas de dinero en armamentos mientras que los centros de estudios reclaman atención y presupuesto: “Si se ha vuelto una política de Estado paralizar la universidad, que se vuelva una política universitaria paralizar al Estado”, expresó Jesús Valerio presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Simón Bolívar (USB).

Desde que el chavismo llegó al poder la disputa con las autoridades de las universidades autónomas se ha hecho noticia al comienzo de cada inicio de clases. Los rectores de las principales casas de estudios del país, inclusive, la rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García Arocha, denunció que los recursos asignado a la universidad no alcanza ni para tres meses; situación que también denunciaron profesores de la USB este miércoles, quienes junto a un grupo de estudiantes realizaron una protesta en la sede de la Defensoría de Pueblo para exigir un salario digno para los profesores universitarios, y de esa manera llamar la atención sobre la crisis que atraviesa “la universidad venezolana”.

Según las denuncias de las autoridades la falta de interés por parte del Ejecutivo, a quien no se le conoce una profesión universitaria, podrían generar “un cierre técnico de facto”, con lo que se buscaría, según los presidentes de la Federación de Centros de Estudiantes de la USB, Jesús Valerio y Alejandro Conejero, “básicamente una política de Estado con el objetivo de asfixiar y someter el libre pensamiento”.

Universidades paralizadas

Lourdes Viloria, presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios (Fapuv) exigió al Gobierno que deben cumplir con los contratos de los profesores universitarios, “de lo contrario se mantendrán paralizadas 12 universidades del país”. En Venezuela un profesor universitario gana menos de 16 dólares mensuales por su trabajo.

La presidenta de la Fapuv reiteró las exigencias del gremio y ratificó que se mantendrá la suspensión de actividades. Declaró que no aceptarán las cláusulas del contrato ofrecidas por el Ejecutivo, pues a su juicio violan la “irrenunciabilidad e intangibilidad de derechos de los profesores universitarios”.

La disminución de los beneficios por parte del Gobierno nacional motivó a la paralización de las universidades Simón Bolívar (USB), Central de Venezuela (UCV), de Los Andes (ULA) y De Oriente (UDO), núcleo Puerto la Cruz, centros que encabezan la lista.

En las múltiples cadenas de radio y televisión se ha visto al Ejecutivo nacional refiriéndose a la injerencia de los Estados Unidos, a las “perversidades” de Álvaro Uribe Vélez, a “las culpas” de la ultra derecha, pero no se ha manifestado sobre el déficit presupuestario que reclaman las autoridades universitarias y que promete afectar a miles de estudiantes de pregrado y postgrago.

Comentarios

comentarios