article-thumb
   

Desmantelan en España a grupo criminal que explotaba sexualmente a venezolanas

El Cooperante | 27 junio, 2018

Caracas.- La Guardia Civil de España desarticuló un grupo criminal dedicado a la trata de seres humanos y la explotación sexual de mujeres. La operación ‘Asistentes’ logró la detención de seis personas como presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Lea también:  Asesinan a tres venezolanos en Colombia en menos de 72 horas

Los arrestos tuvieron lugar en las provincias de Salamanca, Valencia y Toledo, y en Venezuela, país en el que se detuvo a uno de los líderes de la banda, con la colaboración del Cuerpo de Policía Judicial de este país a través de Interpol. Los ocho registros ejecutados en viviendas de Salamanca permitieron la liberación de 13 víctimas y la incautación de 2 millones 115 mil 877 euros en bienes, 214 productos bancarios, 105 productos financieros y 27 vehículos, reseñó Salamanca 24 Horas.





La organización criminal estaba conformada por ciudadanos de diversas nacionalidades que se dedicaban a engañar a mujeres en sus países de origen, especialmente Venezuela, donde se encontraba el principal captador de la organización. Ya en nuestro país eran informadas de la generación de una deuda con la organización, que sólo podían saldar mediante el ejercicio de la prostitución. Los locales donde estaban las víctimas en régimen de semiesclavitud eran regentados por la organización, que las amenazaba con atentar contra la vida de sus familiares en el país de origen.

Los miembros de la organización tenían sus funciones perfectamente delimitadas, desde el máximo responsable, pasando por el captador y los transportistas de las víctimas. Las trabajadoras de los clubes actuaban de controladoras e informadoras de las actividades de todas las mujeres que ejercían la prostitución en los clubes vigilados.


De forma paralela, la organización contaba con ocho empresas usadas para el blanqueo de los capitales obtenidos. Los integrantes de la red desarticulada adoptaban medidas de seguridad extraordinarias, utilizando varios números de teléfono para obstaculizar las investigaciones policiales y variando itinerarios en sus desplazamientos para detectar posibles vigilancias.

Comentarios

comentarios