Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Investigación

Despilfarro, presión y rifas: La apagada campaña electoral de Nicolás Maduro 

Caracas, 23 de abril.- Apagada y floja comenzó este domingo la campaña electoral para las próximas elecciones presidenciales, unas que fueron -en otro momento- unas muy esperadas para quienes esperaban salir definitivamente de la autodenominada revolución y, por supuesto, cuya popularidad fue enterrada por Nicolás Maduro.

Lea también: En PDVSA vuelve a destaparse otro escándalo de corrupción y narcotráfico

Las últimas presidenciales fueron en abril de 2013, cuya campaña se vio a un Hugo Chávez que tiró la casa por la ventana haciéndose del erario público a su antojo, y el financiamiento, según investigaciones, de Odebrecht. Grandes propagandas, regalos a los venezolanos para que votaran nuevamente por él  y sí, un respaldo con más de dos millones de votos por encima de Henrique Capriles que lo llevó para ocupar  fuertemente golpeado de salud, la presidencia por cuarta vez consecutivamente.

5  meses después, el aliado de Fidel Castro deja una nación sumergida en una infraestructura en  bancarrota, un gasto público insostenible  que ha derivado del déficit fiscal de 15 puntos del PIB y una industria petrolera con bajo rendimiento. Lo demás ya es conocido y padecido por todos. La mega corrupción de terminó de desatar con la llegada de Nicolás Maduro y el país entró en una recesión económica que ni siquiera deja que muchos de sus ciudadanos, por lo menos el 80%, coman tres veces al día. Así, esta debacle se convierte en el escenario de la campaña 2018.

Cerca del 50% de los ingresos del gobierno eran producto de Pdvsa, cuyas operaciones y finanzas están en deterioro, tanto que con el precio del barril rondando los 60 dólares no puede darle un respiro a la afligida economía con una hiperinflación que alcanzará 14000% a finales de año, dice el Fondo Monetario Internacional.  China y Rusia cortaron también desde el año pasado significativamente el "chorro" millonario al sucesor de Chávez pues cada vez era más difícil que éste cancelara. Sin embargo, el Gobierno ha logrado cierto respiro con financiamientos de sus aliados políticos, además del remate de los recursos del Arco Minero que desmesuradamente el Ejecutivo ha ordenado explotar.

Según un nuevo informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS en inglés) con sede en Washington,  los grandes niveles de inversión extranjera pueden parecer beneficiosos, pero la situación económica de Venezuela en realidad ha empeorado mucho por parte de China.  El gigante asiático  logró convencer al Gobierno de firmar “acuerdos financieros unilaterales” que perpetúan el malestar económico que aflige al país. Se estima que Venezuela debe a su socio en Asia unos  23 mil millones de dólares. Los importantes convenios con la Faja Petrolífera del Orinoco “Hugo Chávez”,  Rusia tiene participación conjunta con Venezuela en al menos seis de sus empresas,  pero China  tomó el más importante, la exploración y explotación del Arco Minero del Orinoco, el yacimiento minero más grande del país.

Rosneft envió 6 mil millones de dólares a su equivalente venezolano Petróleos de Venezuela, a principios de 2017 y anunció en agosto que no planeaba más pagos anticipados. Rusia le dio a Venezuela un breve descanso en noviembre al acordar reestructurar alrededor de 3 mil millones de dólares en préstamos, comprando tiempo a Maduro para pagar a otros acreedores y asegurar a los tenedores de bonos.

Lo claro es que  el Gobierno tiene de nuevo, con menos capacidad a años anteriores,  cumplir unos que otros deseos para lograr mover a su militancia fija, y tratar de convencer a algún desencantado con el proceso, tal y como lo hizo en 2015 con las parlamentarias que hasta taxis regaló, pero que con la derrota se los quitó a los beneficiados.

Así empieza el despilfarro

Distintos estudios, con el pasar de los años, coinciden en que el chavismo cuenta con un núcleo fijo de votantes que están con él pase lo que pase, una cifra estimada entre el 26%, y mientras esta se ha mantenido, la vertiente que llevó a la MUD a la cúspide en 2015 ha venido bajando. No se trata que Nicolás Maduro sea mayoría o que gran parte del país acepte su terrible gestión. Eso sería un engaño. Pero la realidad es que el Gobierno jugó y juega al desprestigio contra la oposición y la desmoviliza. Mientras, el chavismo usa su maquinaria para dominar y manipular nuevamente a su antojo y con los recursos públicos.

En los dos últimos comicios (regionales y municipales) las cajas CLAP fueron determinante para ellos jugar con la psiquis de los más necesitados y presionar a que votaran por ellos. El 45% de los venezolanos no reciben las cajas o bolsas de comida. La estrategia sigue siendo la misma, con el agregado de los bonos que son asignados para quienes tengan el Carnet de la Patria, los cuales, según Ecoanalítica, equivalen a 9,8 billones de bolívares mensuales.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

El chavismo ha admitido que tanto con el CLAP y el Carnet de la Patria son mecanismos para presionar a favor electoralmente. Hace un par de semanas, el propio Freddy Bernal lo vociferó. Es así, como ahora los "rojos rojitos"  rifas lavadoras Haier, teléfonos celulares Movilnet -que no se consiguen en los establecimientos-, motos, bolsas de comida, verbenas. Una fuente del 23 de Enero reveló a esta redacción que dirigentes del PSUV regalan dinero a chavistas del sector, además de llevarles distintos operativos. Este método, lo llevan a otras barriadas.

Pero también juegan con el bolsillo de los venezolanos. El PSUV  desplegó 300 puntos en todo el territorio nacional para que las personas hagan un “aporte militante” a la campaña de Maduro. Se trata  de unos 2 millones de "raspaditos" que se distribuirán con las palabras “unidad, lucha, batalla y victoria”, donde la persona puede ganarse un premio. 

Es conclusión, la estrategia chavista seguirá siendo destinar recursos para presionar y sobornar.  Asdrúbal Oliveros dijo hace días a Crónica Uno que el Ejecutivo inyectará más bolívares a la campaña, lo que será gasolina para el dólar paralelo. Nada alentador para un país en crisis.  Pero para la preocupación de todo el país, no hay manera de controlar el gasto del Ejecutivo, vale recordar que el Gobierno durante tiempos de Chávez dilapidó con el Fonden 144.000 millones de dólares, de los cuales destinaba recursos para temas electorales. Hasta el solo de hoy, nadie es responsable.

https://twitter.com/AlcaldiadeCcs/status/988088570631131136



Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados

Destacados

Varios dirigentes políticos de la oposición han sido inahbilitados para asumir cargos públicos a pocos días de repetirse las elecciones en el estado llanero

Destacados

El gobernador reelecto de Carabobo dijo que recorrió las calles junto a Maduro para mostrarle los "logros de esta gestión de gobierno"

Nacionales

El mandatario socialista acusó a la oposición del estado Mérida, Táchira y Anzoátegui de presuntamente destruir las Gobernaciones durante su gestión

Destacados

El equipo había planificado estar en el país hasta el 13 de diciembre según un cronograma acordado con el consejo y aprobado por el...