article-thumb
   

El impactante testimonio de una “prepago” de la Universidad Santa María

Jornelly Aldana

Caracas, 25 de enero.-   Algunas por “necesidad”, cada vez son más las jóvenes que se hunden en la prostitución en Venezuela, mundo el cual no se salva de la severa crisis venezolana.

En VIP Máximo, una página dedicada a vender sexo, el servicio de las damas de compañía varía. Por ejemplo, una fémina de 30 años, sin estar “operada”, cobra -se deduce que bolívares aunque no específica el tipo de moneda-  400.000 bolívares (USD 1320) por 90 minutos, cuatro veces más del salario mínimo venezolano, Bs. 104.358,00. La promoción para captar más integrantes a sus filas son ingresos entre los 500.000,00 y 3.999.000,00 bolívares mensuales.

Pero de esta página y otros espacios como Rumba Escort, Sexy Caracas, lo que sorprende es la cantidad de “prepagos” entre 18 y 23 años.

Una estudiante de Comunicación Social de 23 años, quien prefirió no identificarse pues su familia desconoce su trabajo,  habló con esta redacción sobre el negocio que ha cambiado su vida.

Proveniente de Valencia (Carabobo), la joven, de punta en blanco de cabeza a los pies, con porte de modelo y con varias cirugías plásticas en su cuerpo y un iPhone, dice no arrepentirse hasta ahora de vender su cuerpo. Esto le ha dado para costear sus estudios en la Universidad Santa María, tener carro propio y disfrutar de lujos y viajes.

Mi familia no tiene idea de qué hago en Caracas, se morirían. Yo les digo que estoy haciendo cosas como modelo. Ellos no tienen para costear lo que necesito”, declaró a El Cooperante.

“¿Qué veo positivo?  Bueno, nadie quiere esto, pero a veces la desesperación te lleva.  Yo conozco muchas aquí en esta universidad que lo hacen porque tienen que ayudar a sus padres, porque sus trabajos no les da”,  agregó.

Las llamadas “prepagos”, damas de compañía con estudios – o que se estén formando- , con buena oratoria, presentables, cobran más que las que están en las calles, que en el “mejor” de los casos, ganan por una hora alrededor de los Bs. 6.000 o 9.000.

La prostitución en Venezuela no es un acto ilegal.

 

LAS REDES SOCIALES

En Twitter llueven las cuentas de mujeres ofreciendo sexo.  “Activa en Caracas”,  es el tuit de una dama de compañía que oculta su rostro y que por lo que escribe, viaja constantemente a Bogotá, República Dominicana, entre otros países. Otras, sin problema, muestran su cara y su cuerpo.

En tal sentido, llama poderosamente la atención la cantidad de hombres que igual cobra por sexo. Con fotos mostrando absolutamente todo, especifican su desempeño y dejan su número.

Sin embargo, sobre este último aspecto,  la  prostitución masculina se asocia en la mayoría con el consumo y tráfico de drogas ilícitas, la extorsión, el secuestro,así como la trata de personas.

 

PING PONG CON UNA “PREPAGO”

 

¿Desde qué edad te estás prostituyendo?

No lo veo así. Prefiero verlo como el trabajo que me toca hacer mientras me gradúo. Desde los 21 años, después que me operé.

¿Por qué lo haces?

Para sobrevivir, y bueno pagarme la universidad, tener ciertas comodidades que con un sueldo mínimo jamás te podrías dar.

¿Has tenido que bajar las tarifas por la crisis? ¿La situación te ha afectado?

Las tarifas subieron un poco, pero es porque lo que ganaba antes no me alcanza ahora. Ha bajado  la cantidad de veces que me llaman. Ahora algunos de ellos (clientes) me pagan la tarifa mínima, ya no me llevan a comer o a rumbear como lo hacíamos antes.  De cinco que me llamaban ahora con suerte, me llaman 2, y todo está caro, mantenerme bonita son muchos gastos, desde la peluquería hasta el médico. Tengo que estar en constante chequeo, aunque yo no lo hago sin condón, pero igual una nunca sabe.  Además, como yo hay millones, así que siempre hay que estar perfectas. Hacer manicure nada más cuesta 20.000 bolívares, y es cada quince días.  Los masajes que me hago, el paquete más barato,  cuesta Bs. 100.ooo.

O sea que sí te ha pegado la crisis

Claro que sí, a quien no. Antes hacía cosas que ahora no puedo,  200.000 bolívares se me van en un día en comida y cosas. Lo que me gano no me dura nada.  Claro que hay peores que yo, conozco varias que lo que les da es para pagar una habitación y comer.

¿Qué te ha dejado tu trabajo?

Hasta ahora tengo carro propio. Con esto me pago la universidad, después veré que hago.

Tú eres muy joven ¿Tus compañeras son contemporáneas, has notado un incremento de jovencitas en el área?

En mi universidad hay muchas, yo las conozco. Y si carajitas bastantes, apenas cumpliendo los 18 ya les consiguen su primera pauta.

¿Cuáles son los servicios que más te piden?

Yo solo tengo relaciones con hombres. Y lo que me piden es lo normal. Hasta los momentos no he tenido que vivir nada asqueroso, si es difícil estar con desconocidos, con hombres mayores, pero ya después te acostumbras, la mayoría que ahora me llaman son conocidos.

 Háblame de tus tarifas…

No trabajo sola. Una amiga me consigue los clientes y ella se queda con el 35%.   Dos horas 200.000 bolívares. Si me va a sacar del país es otra tarifa,  en mi último viaje a La Romana (R. Dominicana) Bs. gané 700.000.

¿Te frecuentan políticos?

Mis clientes tienen plata. En este negocio no se pregunta qué hacen. La garantía de este trabajo es ser discreta.

 

Comentarios

comentarios