article-thumb
   

Detención de altos oficiales sacude pesquisa por atentado a Maduro y evidencia fisuras en la FANB

El Cooperante | 15 agosto, 2018

Caracas.- Un general y un coronel fueron detenidos por el atentado contra el presidente Nicolás Maduro, reveló la Fiscalía General de la República, aumentando sospechas de fisuras en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, considerada el principal pilar del mandatario.

Lea también: ¿Mano derecha de Diosdado? Quién es la Jueza Carol Padilla que dejó preso a Requesens

El general de división de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Alejandro Pérez Gámez, fue presentado el lunes ante un juez por su presunta participación en los hechos, dijo este martes a la prensa el fiscal general de la República impuesto por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, publicó la agencia de noticias AFP.

Este martes también circularon videos en Twitter en los que el general de brigada Héctor Hernández Da Costa, también de la GNB, denuncia que va a ser capturado por agentes de contrainteligencia militar, sin precisar los cargos. “Me declaro inocente de cualquier situación que se me quiera atribuir”, dijo.

Junto con Pérez Gámez fueron llevados a los tribunales el coronel Pedro Zambrano y el diputado Juan Requesens, detenido hace una semana señalado de “cómplice”.  Hasta ahora suman 14 detenidos, de 34 supuestos implicados en la detonación de dos drones cargados con explosivos el pasado 4 de agosto durante una parada por el aniversario del organismo militar en Caracas.


Maduro, quien culpa al expresidente colombiano Juan Manuel Santos de planificar el ataque, pidió este martes en un acto político que la investigación y el juicio “se hagan públicamente”.  Todos los capturados fueron imputados ante un tribunal por magnicidio en grado de frustración, entre otros delitos, mientras se pidió a Interpol el arresto de varias personas en Colombia y Estados Unidos.

Este martes, un portavoz del Departamento de Estado declaró a la AFP que Washington “investigará actividades ilegales dentro de sus fronteras si el gobierno de Venezuela proporciona evidencia legítima“.

Foto: AFP

Saab indicó que la Fiscalía pidió la prohibición de “enajenar” bienes y el bloqueo de las cuentas bancarias de Requesens y el también parlamentario opositor Julio Borges, acusado de cómplice en el caso y exiliado en Colombia. Previamente había sido detenido el exsargento de la GNB Juan Monasterios.

Zambrano y Monasterios están señalados además por el asalto al fuerte militar de Paramacay, el 6 de agosto de 2017, cuando un grupo comandado por el capitán Juan Caguaripano robó armas del destacamento. Dos de los asaltantes murieron y siete fueron apresados durante ese ataque, cuya autoría reclamó el expolicía rebelde Óscar Pérez, abatido en enero pasado. Posteriormente fue aprehendido Caguaripano.

 “Cacería de brujas”

La explosión de los drones fue reivindicada por el Movimiento Nacional Soldados de Franelas, un supuesto grupo rebelde de civiles y militares hasta ahora desconocido. El arresto de Pérez Gámez y Zambrano se suma al de varios militares en los últimos meses por supuestamente conspirar contra Maduro.

“Hay una cacería de brujas contra los generales y almirantes”, una “purga” desde que Maduro llegó al poder, dijo a la agencia de noticias la experta en temas militares Rocío San Miguel.

Tras el incidente con los drones, uno de los cuales explotó frente a la tribuna donde estaba Maduro, el alto mando militar reiteró su “lealtad incondicional” al presidente, confrontado a un enorme rechazo popular por la crisis socioeconómica. Con gran poder político y económico, la Fuerza Armada es considerada por analistas el principal soporte de Maduro, pero el arresto de uniformados ha puesto en cuestión la “unión cívico-militar” reivindicada por el chavismo.

“Hay un alto grado de inestabilidad en la Fuerza Armada”, sostuvo San Miguel, indicando que aunque no es una “implosión”, es “preocupante para la estabilidad” de Maduro.

Comentarios

comentarios