article-thumb
   

Deuda con el imperio chino llega a $48 millardos

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez. – La hipoteca del país al gigante asiático no es cuento chino. Como si se tratara de un regalo por sus dos años de gestión, el presidente Nicolás Maduro presumió este domingo de haber recibido cinco mil millones de dólares como parte de un nuevo préstamo con China, elevando el endeudamiento con Beijing desde que se creó el Fondo Conjunto Chino-Venezolano en 2007 a 48 mil millones de dólares, o lo que es lo mismo, 48 millardos.

“Ahorita acabamos de recibir cinco mil millones de dólares más de financiamiento para el desarrollo. Cinco mil millones de dólares más acaban de entrar”, anunció Maduro durante la entrega de viviendas en Vargas, al tiempo que confirmaba que la deuda no quedará allí, pues su Gobierno está negociando otros tramos más de préstamos con China.

Hace escasas tres semanas, la agencia Reuters afirmó que según una fuente de PDVSA, Miraflores estaba negociando un préstamo con Beijing por 10 mil millones de dólares y los primeros cinco mil millones serían entregados en abril, luego de renovar uno de los tramos del Fondo Chino, y los otros cinco mil millones llegarían en junio, como parte de un “préstamo especial”. De acuerdo con lo divulgado por Reuters, China habría puesto como condición para este nuevo préstamo que se usen estos recursos para financiar proyectos petroleros de PDVSA.

El Fondo Chino comenzó operaciones con un capital inicial de cuatro millardos de dólares aportados por el Banco de Desarrollo de China y posteriormente hizo un segundo financiamiento por el mismo monto. En febrero de 2012, el Gobierno venezolano firmó 14 acuerdos de cooperación bilateral que le permitía a Venezuela obtener un financiamiento adicional por 10 millardos de dólares, con lo cual el préstamo total asciende a 38 millardos, de los cuales 18 millardos se han tramitado a través del Fondo de Financiamiento Conjunto y los 20 millardos restantes a través del Fondo Pesado Conjunto a largo plazo.

En marzo de 2014, Rafael Ramírez, durante su gestión como ministro de Petróleo y Minería, señaló que en el marco de la tercera renovación del tramo A del Fondo Chino, se acordó un nuevo préstamo por cinco millardos; de esta manera, la deuda habría trepado a 43 millardos. Las cuentas del ministro Ramírez daban para septiembre de 2014 dos millardos menos, cuando aseguró que China había entregado hasta la fecha 41 millardos de dólares en préstamos, de los cuales se habrían pagado con petróleo alrededor de 24 millardos.

Comentarios

comentarios