article-thumb
   

Diario Las Américas: Sebín tiene a 22 personas detenidas arbitrariamente

El Cooperante

Caracas, 6 de diciembre.– La reciente liberación del dirigente opositor Yon Goicoechea puso sobre la palestra nuevamente la situación de las personas que están detenidas en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín), a pesar a que distintos jueces han ordenado que sean liberados o que les otorguen casa por cárcel.

Aunque algunos vieron en el caso del ahora candidato a la Alcaldía de El Hatillo, a quien el Tribunal 21 de Control de Caracas ordenó devolver a las calles en diciembre de 2016, un gesto encaminado a resolver la irregularidad, de cara al nuevo proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición, pero lo cierto es que parece no ser así y muestra de ello es que en las celdas de El Helicoide todavía permanecen privadas arbitrariamente de libertad 22 personas, publicó Diario Las Américas.

Le puede interesar: El plan de Padrino López que ocasionó la “masacre de Barlovento”, según Ortega Díaz

La cifra figura en la voluminosa querella que hace diez días la fiscal general removida por la cuestionada Constituyente, Luisa Ortega Díaz; presentó ante la Corte Penal Internacional contra el dictador Nicolás Maduro y cuatro militares, entre ellos el general Gustavo González López, quien dirige el organismo de inteligencia.

Entre los casos denunciados al tribunal de La Haya está el de los 14 agentes de la Policía de Chacao detenidos a mediados del año pasado, bajo la acusación de ser los autores del asesinato de exjefe de prensa de la Asamblea Nacional, el periodista oficialista Ricardo Durán; y quienes en julio de 2016 debieron ser liberados luego de que el Ministerio Público decidiera no pedir su enjuiciamiento, por no hallar pruebas que demostraran que estaban involucrados en el crimen.

Otro caso expuesto es el del diputado al Parlamento regional de Barinas, Wilmer Azuaje, detenido en mayo pasado por agentes del Sebín y quien desde hace semanas debería estar en su casa cumpliendo arresto domiciliario, en virtud de una orden del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), pero igualmente continúa en los calabozos del organismo dirigido por González López sin que el máximo juzgado tome alguna medida para poner fin a este flagrante desacato.

Comentarios

comentarios