article-thumb
   

Diáspora venezolana es el problema más grave que afronta la frontera colombiana

María Fernández | 19 agosto, 2019

Caracas.- En la Universidad Simón Bolívar hace unos días se realizó el foro “La salud y las fronteras: un vínculo entre la salud pública, la ciencia la tecnología y la innovación” en el cual participaron científicos, intelectuales, de las instituciones de salud del Norte de Santander. Según reseñó La Opinión de Cúcuta.

Le puede interesar: Cinco millones de barriles de petróleo venezolano cancelados por China y nadie más los quiere comprar

Jorge Reynolds, uno de los elegidos del presidente Iván Duque, coincidió con que la diáspora venezolana es el problema más grave que afronta la frontera colombiana.





Reynolds expresó que lo que observo en Cúcuta es un problema mucho más que local, es una situación internacional que no saben cómo se va a resolver.

Por otra parte, durante el encuentro los investigadores y funcionarios públicos presentaron diferentes visiones para mejorar la salud en la frontera.

Con la promoción y atención en salud con un enfoque migratorio se podrían resolver muchos problemas en cuanto a su modelo de atención y a su financiación.





El director del IDS, Juan Alberto Bitar Mejía, expresó que existe la necesidad de saber a ciencia cierta, cuantas personas deberían recibir atención médica por parte de la administración departamental.

La escasez de hospitales en el Norte de Santander es baja a comparación con la población de migrantes venezolanos, según el director del Hospital Universitario Erasmo Meoz, Juan Agustín Ramírez, el centro asistencial ha recibido el 25% del total de la población migrante venezolana.

Ramírez, aseguró que el problema se agrava, por la deuda que tienen las EPS con el hospital, aunque el Gobierno colombiano ha destinado $34 millones de presupuesto para la salud de Santander en lo que va de año.

Comentarios

comentarios