article-thumb
   

Diez razones para votar este 6 de diciembre, por María Paulina Camejo

El Cooperante

María Paulina Camejo. – 1. Para que si a alguien le provoca hacer una fiesta grande, el comentario general no sea “no me parece tanta pompa para como está la situación” o “demasiado gasto para como estamos”. No, si a alguien le provoca hacer una fiesta y lanzar su casa por la ventana, pues que el único comentario negativo de los invitados sea “qué flojera hacer doble tanda de ejercicio mañana por todos los tequeños que me comí”.

2. Porque gobiernos como este no promueven ni el arte ni la literatura contemporáneos, ya que generalmente se usan para hacer protesta, producto de las mismas circunstancias en las que el artista vive, crea y de las que se inspira. Esto significa que aquellos que opten por una carrera humanística quedarán estancados estudiando a los griegos para siempre. Muy bien ser expertos en la Ilíada, pero también es crucial estar al tanto de lo que se está creando en el presente.

3. Para que, si tienes la oportunidad de visitar los Estados Unidos, traigas lo que te provoque y te permitas según tu presupuesto: los cereales o chucherías que quieras, la ropa que te puedas comprar; y no lo que tienes que traer por obligación (dícese: toallas sanitarias, papel toilette, crema dental, medicinas) ya que en Venezuela no hay nada. Las maletas pasaron a ser un container de artículos de primera necesidad, más que una serie de lujos que uno, a veces, se permitía.

4. Para que la Asamblea vuelva a ser un sitio respetable al cual los diputados asisten de traje y corbata… no en blue-jeans y con casco por si la cosa se pone violenta.

5. Para que te sientas orgulloso de algún Poder del Estado, ya que el Ejecutivo, el Judicial, el Ciudadano y el Electoral lo que dan es tristeza, ¡y bastante rabia que nos han hecho pasar! ¡Que viva el Poder Legislativo, entonces!

6. Para que valgan la pena las horas que vamos a pasar mirando la baranda en la pantalla de nuestros televisores. En el Twitter comenzarán a contar los barrotes de la baranda y @BarandaCNE estará activa tuiteando, como solo lo hace en noches de elecciones.

7. Para que las conversaciones de Whatsapp de los grupos familiares no estén limitadas a: Hay papel toilette en una farmacia de Cabimas, vamos todos que solo dejan dos por persona. Existen otros temas de conversaciones más enriquecedores y las circunstancias no nos permiten discutirlos ni desarrollarlos.

8. Para que el lunes, 7 de diciembre, te provoque ir al trabajo porque sabes que todo el mundo va a estar eufórico y el jefe va a dejar a todo el mundo salir temprano. Si tú eres el jefe, pues, creo que tus empleados te agradecerán el que los dejes salir más temprano por un día. Un día de alegría en la oficina… algo que todos los empleados merecen.

9. Para que nadie te juzgue y mire con ojos de juez sentencioso cuando vayas a La Casa del Llano o al supermercado el domingo en la mañana porque tu dedo no está morado (había que decirlo). Si te preocupa el “qué dirán”, entonces esta razón es bien válida para ti, lo cual no tiene nada de malo. Imagínate si levantas sospechas al no subir tu foto a Instagram con el meñique.

10. Para ver si desaparece un poco esta perenne sensación de estrés y genuino miedo. Aquí, me permito el contarles una historia completamente cierta: una señora estaba leyendo un libro en el que la protagonista, que vive en Caracas, estaba caminando rumbo a misa. La lectora estaba nerviosa porque creía que, en cualquier momento, un malandro iba a atracar a la protagonista… Creo que esto muestra nuestros altos niveles de estrés y ansiedad. Ahora me veoen la obligación de decir que el estrés provoca la muerte de las neuronas, es decir, que la estamos pasando mal y estamos perdiendo inteligencia en el proceso.

Por todo esto, y mucho más, hay que ir a votar. Aquí, me permito una razón más, pues quizá algunos piensen que algunas de estas razones son superficiales. Pues, hay que votar, para que el permitirse, de vez en cuando, el permitirse una conversación, una lectura o evento superficial, no sea motivo de crítica, sino un corto descanso en medio de las dificultades que siempre nos trae la vida.

 

Comentarios

comentarios