article-thumb
   

Diosdado Cabello: «Nosotros respetamos los derechos humanos de quienes protestaron el 23 de febrero pasado»

Reinaldo Villanueva | 23 febrero, 2020

Caracas.- Durante una sesión especial de la denominada «Asamblea Nacional Constituyente» (ANC) realizada este domingo en el estado Táchira, para condecorar a los militares que impidieron el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela el pasado 23 de febrero del año 2019, el número dos del régimen, Diosdado Cabello, aseguró que cuando se originaron los enfrentamientos en las zonas limítrofes de país, se respetaron los derechos humanos de quienes se encontraban en el lugar. «Nosotros respetamos sus vidas, no los atacamos jamás», dijo, y recordó a Estados Unidos que en el Gobierno «están preparados para la guerra».

Le puede interesar: Luis Florido: El voto será un instrumento de intervención internacional electoral

Pero los hechos de aquel día demuestran un escenario muy distinto al contado contado por Cabello, puesto que, en aquel momento, tanto en San Antonio (Táchira) como en Santa Elena de Uairen (Bolívar), los efectivos castrenses arremetieron de forma desproporcionada contra los ciudadanos que exigían al régimen de Nicolás Maduro permitir la entrada de los camiones cargados con 600 toneladas de ayuda humanitaria para ser distribuida a nivel nacional con el fin de paliar la crisis. Los diputados del Parlamento denunciaron la muerte de cuatro venezolanos por heridas de bala y más de 290 heridos tras originarse los enfrentamientos.





«Ni era ayuda, ni humanitaria. Recordemos el 23 de febrero como un día de patria y de historia», dijo el también presidente de la ANC, además, sostuvo que en la Unidad Democrática no hicieron ningún acto porque » fueron derrotados y en su soberbia son incapaces de aprender de la derrota». Aseguró que si la oposición pudiera «quitar del calendario el 23 de febrero, lo harían».

Ese día también se dieron aproximadamente 23 deserciones entre policías y militares. Para Cabello, «los pocos que se fueron están dando lástima en una patria que no es la suya», a su juicio, juan Guaidó los dejó «abandonados».

En su alocución, acusó una vez más al Gobierno Estados Unidos de ser el responsable de estos hechos, pero advirtió que están preparados para la guerra. «Se lo hemos dicho, sin arrogancia; podrán entrar, el problema será salir porque le vamos a hacer la vida imposible porque encontrarán un pueblo en guerra, defendiendo la patria. Ojalá no nos sigan subestimando», sentenció.