article-thumb
   

Las tristes vivencias de Grossi y González tras detención con Pérez Venta en el Sebín

Lysaura Fuentes

Caracas, 10 de enero.- Betty Grossi y Andrea González, las acusadas por José Rafael Pérez Venta, asesino de Liana Hergueta, quien fue asfixiada y descuartizada el pasado 6 de agosto de 2015, contaron en exclusiva para El Cooperante su vivencia diaria con Pérez Venta y Carlos Trejo.

Lea también: Engaño y aberración: cronología del caso de Liana Hergueta a dos años de su muerte

Tras el asesinato de Hergueta orquestado por Pérez Venta y Carlos Trejo, Grossi y González fueron señaladas por estos sujetos, una de ser financista de las protestas y la otra de idear un plan para asesinar a la hija de Diosdado Cabello.

Tanto a las mujeres como a Pérez Venta y Carlos Trejo los llevaron al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín) en El Helicoide.

Betty Grossi y Andrea González (Foto: Lysaura Fuentes)

González contó que a diario tenían que ver a sus acusadores, un hecho que les generaba repulsión. “Siempre tuvimos que ver a nuestros acusadores, en las visitas compartíamos la misma área, tenían una actitud impositiva, como enfermos que son le gustaba pasearse delante de nosotras para tratar de intimidarnos, pero nosotras lo llevamos lo mejor que pudimos, tratábamos de que no nos perturbaran”, dijo.


“Nosotras los veíamos todos los días, ellos disfrutaban de vernos allí. Dos años y cuatro meses de mi vida fueron de esos asesinos, eso es algo duro de asimilar”, manifestó Andrea González.

Comentarios

comentarios