article-thumb
   

Dólares incautados en República Dominicana rozan a alguna gente del Gobierno y sus pranes amigos

Elizabeth Fuentes | 28 junio, 2019

Caracas.-A ver si desenredamos la estopa de lo que ha ocurrido en Santo Domingo, cuando las autoridades locales detuvieron un avión con cuatro venezolanos a bordo que buscaban trasladar a Barcelona nada menos que 1,3 millones de dólares en efectivo.

Le puede interesar: Venezolanos detenidos en República Dominicana recibieron el millón de dólares en una plaza

De lo que se sabe sobre los ocupantes, Jonnathan Mata Figueroa es un militar que aparece como presidente de una empresa llamada MG Servicios y Suministros 2011, la cual llegó a contratar con el Estado pero sobre qué ofrecía ni a quiénes no se conoce nada. Jonnathan no es familia del exgobernador de Margarita, como se supuso al principio de conocer el escándalo.





Sobre la mujer detenida, Estela Gómez de Rodríguez, se conoció que es la madrastra de Roberto Antonio Espejo Camacho, un prófugo de la justicia venezolana, dominicano con cédula venezolana, quien presuntamente iba a recibir el dinero en Barcelona, lo que significa que el prófugo de la justicia anda – o andaba-, de lo más libre por el territorio venezolano y seguía – o sigue-, haciendo de las suyas para ganar dinero fácil.

¿Y por qué está prófugo? De acuerdo a información oficial publicada por El Nacional en diciembre del año pasado, un hermano de Espejo Camacho, llamado Jose Miguel, “estuvo varios meses estuvo huyendo de la justicia hasta que funcionarios de la Dgcim dieron con su detención. El procedimiento fue ejecutado en el Centro Comercial Ciudad Alta Vista I, en Ciudad Guayana…José operaba desde el estado Bolívar una banda delictiva encargada del contrabando de oro a otros países; junto a su hermano, Roberto Antonio Espejo Camacho, el cual está prófugo de la justicia venezolana, tras huir a Brasil”.

De acuerdo con el diario www.Upata.com.ve, Espejo Camacho tenía orden de captura junto a un grupo de 25 delincuentes, acusados todos por el delito de contrabando de material estratégico, es decir, oro. Ese grupo incluía a Phanol Vladimir San Clemente, alias El Capitán…” tristemente célebre por ser pana de quien era Secretario de Seguridad ciudadana en el gobierno de Francisco Rangel Gómez, el General Julio César Fuentes Mansilla… Fue socio del ya fallecido Gordo Bayon”.





¿Y quién era su socio, el fallecido Gordo Bayón? Aquel sujeto que asesinaron a plomo limpio cuando salía de una reunión en Miraflores.

Según la crónica publicada por El Correo del Caroní, “Jorman Pedro Márquez Rodríguez -alias Gordo Bayón- fue asesinado tras salir de Miraflores, adonde entró como trabajador activo de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor)”.

Para ese entonces, Gordo Bayón ya tenía una orden de aprehensión por triple homicidio, ocurrido el 29 de febrero de ese año en Vista Alegre, emitida tres meses antes por el Tribunal Tercero de Control de Puerto Ordaz.

Su incorporación a la nómina fija de la acería se produjo en medio del improvisado proceso de incorporación de los tercerizados y siempre se manejó como asunto de reserva de Estado.

Luego de una negociación con el jefe de seguridad de la Gobernación de Bolívar, se entregó al Ministerio Público para responder por los cargos del triple homicidio.

En agosto quedó libre bajo régimen de presentación con prohibición de salida del Estado, una medida que incumple con el consentimiento del propio Estado para acudir como “mediador” en conflictos labores relacionados con Sidor.

El caso Gordo Bayón, además de representar un ejemplo de la vulnerabilidad del sistema judicial venezolano, capta la atención nacional por sus estrechos vínculos con el Gobierno, a tal punto que desde el pasado 19 de mayo asistió con regularidad al Palacio de Miraflores hasta la noche de su asesinato”.

También puede leer: ¿Por qué los militares todavía se atreven a defender a Nicolás Maduro?

Poco después, también caería a tiros su amigo “El Capitán”, el amigo del amigo de Rangel Gómez, hoy exilado en México.

El portal El Estímulo, publicó a raíz de su asesinato, que “Bayón y El Capitán otorgaban ingresos y despedían personal de Sidor y en las empresas contratistas de la quebrada filial de la Corporación Venezolana de Guayana… ambos están ligados al tráfico de drogas y al comercio ilegal de oro, por supuesto, amparado por las autoridades, según fuentes policiales.

En Puerto Ordaz eran custodiados por Patrulleros del Caroní, la policía oficial de esa alcaldía”.

Al día de hoy, las autoridades dominicanas presumen que Roberto Antonio Camacho Espejo se encuentra en Venezuela y sería el supuesto dueño del millón 378 mil dólares que los tres venezolanos iban a sacar el martes en la noche en una avioneta que despegaría desde el aeropuerto La Romana.

“Se dijo que los tres venezolanos llegaron al país el sábado pasado en horas de la tarde y que ese mismo día recibieron el dinero de parte de Espejo Camacho, en una plaza de Santo Domingo, de donde se trasladaron luego a La Romana”, señalaron a la prensa local las autoridades dominicanas.

De acuerdo con la prensa de República Dominicana “Fuentes de Inteligencia y de la DNCD que participan en las investigaciones del caso, dijeron que presumen que Espejo Camacho salió del país una vez que entregó el dinero para recibirlo en Venezuela”.

Es decir, que Espejo Camacho había volado a República Dominicana pero se regresó antes para recibirlo en Venezuela, lo que implica que habría algún tipo de complicidad con determinadas autoridades de Barcelona, capaces de permitir el ingreso no solo del prófugo sino del dinero que le traerían sus socios.

“Estamos indagando con las autoridades de Migración si esa persona salió del país el sábado, cuando se produjo la entrega del dinero al piloto Génova Fistarol y acompañantes, para llevarlo a Venezuela”, dijeron las fuentes de inteligencia.

El millón 378 mil dólares iban a ser sacado del país el martes en la noche a través del aeropuerto internacional de La Romana, en la avioneta tipo BE-58, matrícula venezolana YV-2887, cuando los tres venezolanos fueron atrapados por miembros de la DNCD y otros organismos oficiales.

Se informó que en el transcurso de este viernes, un tribunal de La Romana conocerá medidas de coerción contra el piloto Claudio Génova Fistarol y sus acompañantes Jonatán Mata Figueroa y la señora Estela Gómez de Rodríguez. La Fiscalía de La Romana pedirá 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción para los tres extranjeros capturados el martes en la noche con la millonaria suma de dinero.

En La Romana, según las autoridades los extranjeros permanecieron hospedados en una villa desde el mismo sábado en la noche, hasta el pasado martes, cuando pretendían salir del país en la avioneta que se encuentra en poder de la DNCD:

Las fuentes informaron, asimismo, que siguen bajo investigación varios civiles y militares de servicios en el aeropuerto de La Romana, con miras a establecer las autoridades cómo los tres venezolanos llevaron el dinero hasta la aeronave sin ser detectados.

Comentarios

comentarios