Donald Ramotar, el amigo de Chávez que metió a la Exxon Mobil en zona en reclamación

Admin

Jose Á. Palacios.- El presidente Nicolás Maduro ha sido ambiguo en cuanto a su posición sobre la disputa limítrofe con Guyana y la exploración y explotación petrolera en aguas del territorio Esequibo que está efectuando la petrolera estadounidense Exxon Mobil. Antes de elevar el reclamo al Gobierno de Guyana y su presidente David Granger, quien tiene apenas dos meses en el cargo, el mandatario nacional exculpó al Gobierno de Georgetown, asegurando que había sido la empresa estadounidense quien estaría actuando en contra de Venezuela.

En su participación especial ante la Asamblea Nacional (AN), el pasado 6 de julio, el Jefe de Estado se refirió puntualmente a Granger,  “Llegó al poder en medio de circunstancias críticas de la política guyanesa, donde la Exxon Mobil tuvo una altísima influencia para su postulación, su campaña y su llegada a la presidencia de Guyana”, pero, muy contrario al discurso de Maduro, fue el expresidente guyanés, que tenía excelentes relaciones con el fallecido presidente Hugo Chávez, Donald Ramotar, quien en el año 2012 firmó un contrato con la compañía estadounidense que le permitió a partir del 5 de marzo de 2015 explorar 26.806 Km² en territorio Esequibo.

Chávez y sus “excelentes relaciones con Guyana”

Ramotar y Chávez mantenían excelentes relaciones políticas, en las cuales no entró la disputa por el “zona en reclamación”. “El presidente venezolano reiteró su voluntad y compromiso de su país de mantener y desarrollar aún más las excelentes relaciones existentes entre los dos países (Venezuela-Guyana), caracterizadas por el respeto, la fraternidad y la solidaridad”, cita textual de un comunicado de la Cancillería venezolana emitido el 5 de diciembre de del 2011, dos días después que Ramotar asumió la presidencia de Guyana.

“Fuertes lazos de unión que superan el legado de división heredado del colonialismo”, indicó Chávez, en el documento publicado, lo que demuestra la pasividad del fallecido presidente ante el Gobierno de Guyana y la falta de interés ante cualquier reclamo por el Esequibo, de hecho, desde que el expresidente Guyanés concibió la concesión a la empresa estadounidense el Gobierno venezolano no había emitido propuesta alguna, fue sólo hasta la llegada de David Granger que el Gobierno comenzó a “preocuparse” por la olvidada zona en disputa.

“Maduro estuvo 6 años en la cancillería; y Guyana nunca existió, porque a Chávez le interesaba era tener buenas relaciones con Caricom. Ahora, en un año electoral, donde no tienen dinero ni popularidad, Guyana aparece”, expresó por medio de la red social twitter el periodista Cesar Miguel Rondón.

Comentarios

comentarios