article-thumb
   

¿Donald Trump descartó una invasión a Venezuela? Jesús Seguías tiene la respuesta

Danny Leguízamo | 30 septiembre, 2018

Caracas.- El presidente de la prestigiosa encuestadora Datincorp, Jesús Seguías expresó este sábado en un análisis difundido a través de sus redes sociales titulado “Trump, las cartas están sobre la mesa”, que el presidente de Estados Unidos ha descartado tácitamente la opción de invadir a Venezuela, pues ha dicho que Nicolás Maduro es una amenaza para los venezolanos, aunque no para su país. De este modo, quedaría por fuera la posibilidad de una acción militar pues estas únicamente se justifican cuando se encuentra en riesgo la seguridad de Estados Unidos.

Le puede interesar: Esta es una de las razones que le impiden a Trump intervenir militarmente en Venezuela

Además, Seguías apunta que la salida a la crisis todavía puede ser negociada, pues Trump manifestó interés en dialogar con Maduro, y que el mandatario estadounidense dio por cerrado el ciclo de las sanciones a funcionarios del régimen de Maduro, en vista de que no han sido efectivas y China, Rusia y Turquía las están neutralizando.

Finalmente, Seguías sentencia que la administración Trump estaría manejando como mejor carta, la idea de un golpe propiciado por militares venezolanos. 

A continuación parte del texto de Seguías:


1. El Gobierno de Maduro no es una amenaza inminente para la seguridad de los Estados Unidos. “Maduro es una amenaza para los venezolanos”, aclaró el presidente estadounidense ante la prensa. De esta manera descartó tácitamente la opción de una invasión de los marines a Venezuela.

2. Para la Casa Blanca, Maduro debe irse cuanto antes del Gobierno por el daño que le hace a su pueblo.

3. Definitivamente, el Gobierno de los Estados Unidos optó por conminar o disuadir a los militares venezolanos (aliados fundamentales de Nicolás Maduro y actores relevantes en la creación de la actual crisis) para que activen un golpe militar. Es la carta que más manejan en este momento.

4. Los Estados Unidos aún lidian con una oposición venezolana dividida y desarticulada que impide definir un asunto clave: quién se haría cargo del país en caso de producirse la salida de Maduro.

5. Donald Trump ha dicho en prístino inglés que está dispuesto a hablar con Maduro (si es que ya no lo hicieron en estricto secreto en Nueva York) si ello contribuye a encontrar una salida negociada a la crisis venezolana. “Vamos a ver qué pasa”, dijo al respecto. Obviamente, en este caso Maduro no podrá sentarse a marear a Trump con sandeces ideológicas o con argumentos para que lo dejen tranquilo. Estados Unidos está yendo al grano y exige la retirada de Maduro del poder. Exigen resultados tangibles, no promesas.

6. Estados Unidos dio por superada la fase de sanciones como vía para provocar un cambio de Gobierno en Venezuela. Las sanciones no sólo no han sido suficientes para forzar la salida de Maduro sino que China, Rusia y Turquía las están neutralizando.

7. Ahora Estados Unidos entra en una nueva fase de presiones disuasivas, y con mayor apoyo internacional. Serán más fuertes y lo más parecido a una fase pre-bélica.

8. No sabemos hasta qué punto las elecciones parlamentarias de USA en Noviembre, y donde no está descartada una derrota republicana, esté impulsando a Trump a buscar un golpe efectista para levantar los puntos. Un cambio de gobierno en Venezuela antes de noviembre pudiese ser una pieza útil para subir en las encuestas. Cosas del poder.

9. Finalmente, y al margen de Trump, no hay que perder de vista a China, pues “los chinos también juegan”, y no están cruzados de brazos. Quieren estar en la jugada. Tienen mucho qué perder. Situación en pleno desarrollo.

Comentarios

comentarios