article-thumb
   

Explosiones enlutan marcha por la paz organizada por izquierda turca en Ankara: 86 muertos

Christhian Colina

EFE.- Dos explosiones casi simultáneas, a todas luces causadas por terroristas suicidas, convirtieron este sábado una marcha por la paz en Turquía en un escenario de guerra en el centro de Ankara, en el que hasta el momento se contabilizan 86 muertos y 186 heridos, 28 de ellos en estado de gravedad.

Las cifras fueron adelantadas por el ministro de Salud turco, Mehmet Müezzinoglu, en una rueda de prensa transmitida en directo por la cadena de noticias NTV.

Según relató el corresponsal de EFE en Ankara, que estaba muy cerca de donde se produjeron las explosiones, miles de personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad. En medio de cánticos, bailes y bromas en una soleada mañana de sábado dos potentes explosiones sucesivas desataron el pánico entre los congregados, incluidos numerosos periodistas.

Las detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del edificio ferroviario y, en segundos, cientos de personas, entre ellos el corresponsal, quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos.

De las dos bombas, una fue detonada en medio de un grupo de ciudadanos sin identificación política, y la otra, cercana a un punto donde ondeaban banderas y pancartas del HDP, el partido de la izquierda kurda, y de varias agrupaciones marxistas. Nadie se ha reivindicado hasta ahora la autoría del atentado, el más sangriento sucedido este año en el país eurasiático.

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, condenó el atentado suicida perpetrado en Ankara contra la manifestación de izquierdas y lo ha comparado a los ataques de la guerrilla kurda contra soldados y policías turcos.

Calificó el atentado como un “abominable ataque contra la unidad y convivencia”, pero agregó que “no se distingue en nada de los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y soldados”, en referencia a los ataques del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). “Estamos en contra de todo tipo de terror y de organización terrorista; debemos estar en contra todos unidos”, declaró el presidente.

Comentarios

comentarios