Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Dos niños conquistaron las redes tras dedicar emotiva canción a los atletas venezolanos en Tokio

El tema musical cuenta con 100 000 reproducciones en Instagram

Caracas. Acompañados por un ukelele, los hermanos Matías y Moisés Castro, conocidos artísticamente como “Mati y Moi”, dedicaron este martes una canción a los cuatro atletas venezolanos que han ganado medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Lea también: ""Llegó mi hora": Paola Pérez se alista para las aguas abiertas de Tokio"

Los niños residenciados en el estado Táchira difundieron la canción que fue divulgada en las redes sociales: “Atletas, hermanos, cracks, hoy les regalamos estas frases, llenas de alegría y orgullo. Ustedes son la Venezuela en la que creemos y por la que trabajamos”.

Los menores de edad también agradecieron a los criollos "por levantar nuestra esperanza, por hacernos llorar, gritar y cantar, por reavivar el amarillo, azul y rojo, y demostrarnos que los sueños se pueden hacer realidad".

“Ya se regó la noticia por el mundo que Yulimar tiene el récord mundial, un salto largo que nadie supera, como el Salto Ángel (la cascada más alta del mundo) pero horizontal y Daniel Dhers es tremendo crack, dio más vueltas en su bicicleta que un viaje desde Táchira hacia Puerto Ordaz”, reza parte del tema.

La composición de los pequeños rinde homenaje a los medallistas olímpicos Julio Mayora, Keydomar Vallenilla (levantamiento de pesas), Daniel Dhers (BMX) y Yulimar Rojas (atletismo), quien además logró el récord mundial en salto triple, tras saltar 15,67 metros.





Artículos relacionados

Destacados

La Administración de Iván Duque dijo que no puede mantenerse en silencio ante las arbitrariedades y excesos de una dictadura

Deportes

Venezuela cerró la fase de grupos en el segundo lugar del grupo A con siete puntos

Destacados

Abdo Benítez dejó clara la postura de Paraguay de desconocimiento a la Administración de Maduro

Destacados

Lacalle Pou dijo que participar en la Cumbre de la Celac "no significa ser complaciente"