article-thumb
   

Ecuador solicitó a la OEA una sesión extraordinaria para denunciar intento de caos

Reinaldo Villanueva | 13 octubre, 2019

Caracas.- Después de las manifestaciones violentas y las reiteradas denuncias sobre un plan para desestabilizar la democracia, el Gobierno de Ecuador solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) que se instale una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para exponer los hechos que están ocurriendo en ese país.

Le puede interesar: Señal de Telesur fue retirada en Ecuador, denunció Paulina Villegas

Así lo anunció el canciller ecuatoriano, José Valencia, en su cuenta de Twitter al anticipar que la cita del organismo regional, con sede en Washington, se producirá el próximo martes, refirió Efe.





“Hoy Ecuador solicitó sesión extraordinaria del Consejo Permanente OEA. El 15 de octubre denunciaremos el intento de alterar el orden democrático en el país y el caos y violencia provocados por turbios intereses infiltrados en las manifestaciones”, escribió Valencia.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno advirtió en los últimos días que detrás de las protestas sociales se encontraban las pretensiones del exmandatario Rafael Correa y Nicolás Maduro, con el fin alterar el funcionamiento de su administración.

En ese sentido, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, rechazó el pasado martes “cualquier forma de interrupción” de la gestión de Moreno.





El secretario general reaccionaba así a las peticiones de Correa y de legisladores leales a él que promovían un adelanto electoral a raíz de la ola de disturbios y protestas que vive Ecuador por las reformas económicas recientemente aplicadas.

Almagro también hizo un “llamado al diálogo para que los actores políticos y sociales resuelvan sus diferencias por la vía pacífica y con el máximo respeto al Estado de derecho democrático”.

Además, recordó entonces que el Gobierno de Ecuador tenía el deber de garantizar el derecho a la libertad de expresión y de protesta pacífica; aunque consideró “injustificable” que algunos actores conviertan esas garantías “en un derecho a la violencia, al saqueo y al vandalismo”.

“Es totalmente inaceptable el secuestro de policías y militares, así como el destrozo y saqueo de bienes públicos, el incendio de patrulleros y ataques a ambulancias”, subrayó Almagro.

Comentarios

comentarios