article-thumb
   

Editorial: Diosdado Cabello volvió a mentir sobre lo que realmente ocurrió en Barbados

Editorial | 11 julio, 2019

Caracas.- El presidente de la espuria Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, volvió a mentir al país durante la noche de este miércoles en su programa de farándula política transmitido por el canal del Gobierno que pagan todos los venezolanos. Cabello, con su acostumbrado descaro, negó que en Barbados se haya discutido la posibilidad de un proceso electoral presidencial.

Le puede interesar: Exclusiva: Esto es lo que el Gobierno propone en Barbados a la delegación de Guaidó

Pero lo que ha dicho Cabello es falso. Tal como revelamos en exclusiva en El Cooperante, el equipo negociador del Gobierno ya propuso elecciones presidenciales para abril de 2020, con un nuevo Consejo Nacional Electoral, el cese de las funciones del bodrio de ANC que preside Cabello, y el retorno del PSUV a la Asamblea Nacional. Esto lo sabe Cabello y lo sabe todo el país, pues la propia prensa oficial ya había anticipado que Maduro negoció con su fracción de diputados el regreso a la Asamblea Nacional, presidida por Juan Guaidó, legítimo jefe de Estado Venezuela.





Y que el Gobierno de facto haya propuesto una cosa de tal naturaleza, evidencia la penosa situación por la que atraviesa Nicolás Maduro, presionado externamente por más de 50 países y agobiado por una macro-crisis económica que él solito ha creado con ayuda del infeliz legado de Hugo Chávez, padre creador de la mayor desgracia por la que ha atravesado Venezuela en toda su historia republicana y más allá, pues se sabe, la hiperinflación, la diáspora, la delincuencia y demás tragedias que agobian a Venezuela, son resultado de 20 años de eso que llaman socialismo del siglo XXI, y que no es otra cosa que comunismo al peor estilo cubano.

Juan Guaidó ha dado los pasos correctos al enviar a sus delegados a la negociación de Barbados, que aunque Cabello se dedique a mentir sobre lo que ocurrió en el proceso desde su programa de farándula, el diálogo siempre será una opción entre todas las alternativas que maneja el presidente encargado. El uso de una de ellas -en este caso el diálogo- no implica renuncia ni de principios ni abandono de otras alternativas.

 





 

Comentarios

comentarios