article-thumb
   

Editorial: El cáncer del comunismo que recorre América Latina

El Cooperante | 28 octubre, 2019

Caracas.-La victoria que Alberto Fernández obtuviera este domingo sin posibilidad de balotaje en contra de Mauricio Macri, recuerda que el izquierdismo anacrónico y hambreador de los pueblos sigue siendo una materia pendiente en América Latina.

Le puede interesar: Alberto Fernández fue elegido como el nuevo presidente de Argentina

“En el 2003,  Argentina era un país destruido y claudicante. Cuando veo este presente, que se parece tanto al país que recibimos en el 2003, no le tengo miedo porque volveremos hacer lo que ya hicimos”, ha dicho Alberto Fernández, sin disimulo. La crisis en Argentina ya incluye un severo control de cambios con tope de 200 dólares, según informaron las autoridades del Banco Central, que promete liberar la restricción en diciembre de 2019.





Fernández, en pocas palabras, promete repetir la historia del dólar blue (el equivalente en Venezuela del dólar negro); los escándalos de corrupción, la inflación galopante y distorsión de precios, elementos que marcaron la era de Néstor y Cristina Kirchner en el poder.

La victoria del peronismo no solamente debe preocupar a los argentinos, cuya economía no ha podido estabilizarse tras el impago de la deuda soberana de 2001 y los sucesivos errores de política fiscal y cambiaria de los Kirchnner que Mauricio Macri no pudo corregir, sino que también debe ser motivo de preocupación para Venezuela y toda América Latina.

Para Venezuela debe ser motivo de preocupación por cuanto el Gobierno de Macri era aliado de la administración encargada de Juan Guaidó. Un respaldo menos para la alianza que pretende deponer al régimen de facto de Nicolás Maduro, que celebra abiertamente no solamente la victoria de Alberto Fernández, sino que se regocija de las protestas en Chile. Son “brisas bolivarianas que pueden transformarse en huracán”, ha dicho el capitán Diosdado Cabello.





El huracán al que hace referencia Cabello se llama comunismo. Y comunismo es igual a inflación, atraso, pobreza, diáspora y muerte.

Comentarios

comentarios