Connect with us

Internacionales

EE. UU. incluye al ELN como “principal amenaza terrorista” en Colombia y Venezuela

El gobierno de Joe Biden expone que organizaciones como el ELN, Segunda Marquetalia, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Sendero Luminoso (SL) representan una “amenaza” en el hemisferio oeste

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: Archivo.- En el informe nacional sobre terrorismo correspondiente al 2022, Estados Unidos expone que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) extorsiona a compañías y empresarios del sector petrolero, gasífero y minero en Colombia y Venezuela.

 Lea también: Caricom insta a Venezuela a cumplir fallo de la CIJ sobre el referendo

La investigación, conforme al Título 22 de la nación, expone que las organizaciones como el ELN, Segunda Marquetalia, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Sendero Luminoso (SL) representan una “amenaza” en el hemisferio oeste.

“El ELN obtiene su financiamiento de su participación en actividades de narcotráfico, extorsión a compañías y terratenientes de petróleo y gas, y minería ilegal en Colombia y Venezuela. Los fondos adicionales se obtienen de los pagos de secuestros para obtener rescates”, suscribe el texto.

Según reporta, el grupo guerrillero ataca los servicios de seguridad, la infraestructura económica, empresas locales y extranjeras, cometiendo crímenes y actos de “terror” en el territorio colombiano y venezolano. Es responsable, informa, de ataques contra comisarías de policías y militares, de ataque con francotiradores, controles de carreteras y secuestro de civiles.

“En 2022, militantes del ELN volaron un puente en el departamento de César (Colombia), prendieron fuego a vehículos a lo largo de la carretera que conecta las ciudades colombianas de Popayán y Cali y detonaron bombas entre los municipios colombianos de Socorro y San Gil, que hirieron a ocho personas”.

Advertisement

FARC-EP

EE. UU. señala a las FARC como el responsable del asesinato de candidatos políticos, el secuestro de colombianos, atentados contra instituciones, ataques a las bases del ejército colombiano u tropas, y asesinato. “Son responsables de la gran mayoría de los ataques armados atribuidos a elementos disidentes desde 2019”.

Se financian principalmente mediante su participación en “actividades ilícitas”, incluida la extorsión, el tráfico internacional de drogas y la minería ilegal. Mantienen presencia tanto en Colombia como en Venezuela.

Segunda Marquetalia

También conocida como Nueva Marquetalia, representa una disidencia de las FARC. El grupo es liderado por Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, quien estableció el nombre después de abandonar el Acuerdo de Paz de Colombia de 2016.

Sus principales fuentes de ingreso se basan en la comisión de ilícitos como extorsión, tráfico de drogas y minería ilegal.  El gobierno de Biden la incluye como responsable de los asesinatos de exmiembros de las FARC y líderes comunitarios. Lleva a cabo ataques armados, asesinatos, operaciones de extorsión y toma de rehenes, incluido “el secuestro y la retención para pedir rescate de empleados gubernamentales y los intentos de asesinato de líderes políticos”.

Sendero Luminoso

El Partido Comunista Militarizado del Perú, Sendero Luminoso, es una organización terrorista con sede en Perú fundada en 1969 por el ex profesor universitario Abimael Guzmán. “Durante la década de 1980 y principios de la de 1990. Fue uno de los grupos terroristas más despiadados del hemisferio occidental. Históricamente, el grupo tenía como objetivo derrocar al gobierno peruano”.

Advertisement

Se le vincula a ataca a los servicios de seguridad y contra civiles. Lleva a cabo una variedad de actividades ilícitas, incluyendo la extorsión, asesinato, tráfico de drogas y la recaudación de impuestos de organizaciones criminales que operan en zonas remotas del país.

Informe

El informe publicado tiene el propósito de “hacer frente a las amenazas terroristas emergentes y en evolución” del mundo que ataquen la seguridad nacional de los Estados Unidos. El propósito del mismo es lograr un nuevo equilibrio entre los esfuerzos antiterroristas militares y civiles.



Tendencias