article-thumb
   

EE. UU. revocó las visas de comandantes de las Faes y la Dgcim

Keysarith Carruyo | 2 agosto, 2019

Caracas/Cortesía: AFP.- El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, informó este viernes que a Rafael Enrique Bastardo Mendoza, comandante de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) e Iván Rafael Hernández Dala, jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), les fueron revocadas sus visas americanas por su participación en la violación de los derechos humanos en Venezuela.

Le puede interesar: Irán considera que las sanciones de Estados Unidos contra su canciller reflejan su “miedo”

Esta designación, tomada bajo la sección 7031 de la Ley del Departamento del Estado, se suma a la acción del Gobierno de los EE. UU. con sancionar financieramente a Bastardo y Hernández de conformidad con la Orden Ejecutiva 13692, por su participación en abusos de derechos humanos, represión y corrupción.





La administración de Donald Trump también revocó la visas de la esposa de Bastardo, Jeisy Catherine Leal Andarcia, y a la cónyuge de Hernández, Luzbel Carolina Colmenares Morales, así como a los hijos menores de ambos funcionarios.

Según afirmó el Departamento de Estado, en un comunicado de prensa, la sección 7031 permite que EE. UU. revoque visas a funcionarios extranjeros y a sus familiares inmediatos por su supuesto vínculo con lavado de dinero y violaciones a los DD. HH. Ahora, sus familiares no son elegibles para ingresar a los Estados Unidos.

 





Sanciones de EE. UU. al chavismo

La administración de Donald Trump ha sancionado duramente a funcionarios gubernamentales, militares activos y empresas ligadas al régimen de Nicolás Maduro. Además, el Departamento de Estado sancionó a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y al Consejo Nacional Electoral (CNE) por apoyar la consolidación del número uno del chavismo en el Poder Ejecutivo.

“A medida que el gobierno venezolano sigue ignorando la voluntad de su pueblo, nuestro mensaje sigue siendo claro: Estados Unidos no se apartará mientras el régimen de Maduro siga destruyendo el orden democrático y la prosperidad de Venezuela”, dijo el secretario del Tesoro, Steven  Mnuchin, en la primera sanción que le impuso a Maduro.

“Mantendremos nuestros esfuerzos para sancionar a los funcionarios del gobierno venezolano que son cómplices en los intentos de Maduro por socavar la democracia, violar los derechos humanos, inhibir la libertad de expresión o de reunión pacífica, o involucrarse en la corrupción pública, a menos que se separen del régimen dictatorial de Maduro”, agregó, en aquella ocasión, Mnuchin.

El Gobierno de Trump congeló todos los activos bajo la jurisdicción de Estados Unidos y le prohibió a los ciudadanos norteamericanos hacer negocios con ellos. Trump, quien no titubea para decir las cosas, tildó a Maduro como “un dictador”, así como otros 56 países que desconocen su periodo gubernamental y reconocen a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

 

 

Comentarios

comentarios