article-thumb
   

¡Efecto Trump! Kanye West también quiere ser presidente de EE.UU.

Admin

EFE.- Un discurso de más de diez minutos del rapero Kanye West, quien anunció que se presentará a presidente de Estados Unidos en 2020, y las extravagancias de la cantante y maestra de ceremonias Miley Cyrus marcaron este domingo la gala de los MTV Video Music Awards (VMA) celebrada en Los Ángeles.

Desde el teatro Microsoft, Taylor Swift se coronó como reina de la noche y entregó el premio honorífico Michael Jackson Video Vanguard a Kanye West, seis años después de que el cantante arruinara su momento de gloria precisamente en otros MTV VMA. El rapero tomó la palabra para realizar un sentido discurso -pero disperso- de más de 10 minutos en el que nunca llegó a pedir perdón a la rubia.

En su alegato, durante el cual reconoció que había fumado alguna sustancia antes de subir al escenario, explicó que no entiende la finalidad de las galas de premios, manifestó que lo importante es “la gente con ideas, la gente que cree en la verdad” y se despidió con una declaración de intenciones. “He decidido que en 2020 voy a presentarme a presidente (de EEUU)”, afirmó.

El resto de la jornada incluyó las extravagancias de Miley Cyrus, quien se las arregló para incluso mostrar un pezón en la gala; el drama de Nicki Minaj al reconciliarse con Taylor Swift por una pelea antigua y crear una nueva al recriminar que Cyrus la criticara en los periódicos; y el compungido Justin Bieber, que rompió a llorar tras su actuación.

Comentarios

comentarios