article-thumb
   

“El bachaqueo es consecuencia del exceso de controles”, denuncia especialista

Christhian Colina

Christhian Colina.- Venezuela es el único país de Latinoamérica que no registró crecimiento en sus exportaciones entre 2000 y 2010; la dieta de los ciudadanos de este país ha perdido calidad y variedad debido a la escasez de alimentos; 11% de los venezolanos come dos veces o menos al día, son parte de las conclusiones del foro “La Crisis Agroalimentaria, su impacto sobre la gente”, organizado por el Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

A juicio del especialista en Planificación y Gerencia, Rodrigo Agudo, “perdimos la década de oro para el desarrollo agrícola, entre el 2000 y el 2010,  todos los países de Latinoamérica, con una sola excepción, crecieron en sus exportaciones, desde el Mercosur, con alta eficiencia en la producción de materias primas agrícolas, pasando por Perú, con una infinita variedad de productos, con lo que hoy es la segunda economía basada en exportaciones agrícolas de Latinoamérica. Todos crecieron menos uno: Venezuela”.

Por su parte,  Maritza Landaeta, miembro del Consejo Directivo Fundación Bengoa, manifestó que “tratar la alimentación en el país es hacer prevención y disminuir los costos de salud. La naturaleza de lo que estamos comiendo produce desnutrición calórica y de nutrientes, sobrepeso y obesidad con hambre oculta. La principal deficiencia de micronutrientes en Venezuela es la deficiencia de hierro”.

Mientras que la médico nutriólogo Marianella Herrera, destacó que “nosotros en Venezuela, en este momento, nos enfrentamos a escasez de alimentos, incumplimiento del programa de alimentación escolar. Hay un repunte de malnutrición por déficit (…) tenemos angustia para adquirir alimentos. Tenemos falta de ingresos económicos que permiten una alimentación adecuada, tenemos una disminución alarmante de la producción de alimentos”.

La ultima ponencia estuvo a cargo de Alfredo Padilla, que fue enfático en afirmar que el bachaqueo es consecuencia del exceso de controles, propio de regímenes socialistas: “El Gobierno controla las importaciones, la asignación de divisas, la distribución de alimentos, la distribución en general de los productos. Todo está sometido a un sistema de distribución controlado que además tiene su fundamento en un conjunto de leyes que generan múltiples trámites. Esto no puede sino generar un ecosistema de economía negra, de mercado negro”.

Comentarios

comentarios