article-thumb
   

El calvario que pasó Crovato: Cárceles venezolanas «son como campos de concentración nazi»

El Cooperante | 27 marzo, 2018

Caracas, 27 de marzo. Foto: Diario La Nación /  Argentina.- El abogado argentino- venezolano Marcelo Crovato, de 51 años, señaló que «las cárceles en Venezuela son un infierno, hay penales abiertos y cerrados, hay unos donde la autoridad la llevan los propios presos».

Lea también: Jamaica ofrece comprar participación de Venezuela en la refinería Petrojam

Asimismo, indicó en una entrevista exclusiva con Infobae que los centros de reclusión en Venezuela «no tienen nada que los diferencie de un campo de concentración nazi» y acotó que «nos daban agua contaminada y casi no había atención médica, porque no había medicinas ni médicos todos los días. Por mucho que el personal sanitario quisiera hacer algo, simplemente no había con qué. No había cómo atender ningún tipo de dolencia».





Sostuvo que temió por su vida luego que los presos se enteraron que fue director de un penal: «Mi vida no valía nada, pero un día hubo un preso que me pidió si lo podía asesorar con su caso, al poco tiempo vino otro, y otro. Necesitaban escritos parar los Tribunales, yo les preparaba los recursos, las notas. Se las firmaba y corrió la voz de que había un abogado dispuesto a ayudarlos».

Destacó que la protección dentro del reclusorio la pagó dando asesorías jurídicas. «Los últimos días, me faltaba poco para salir, hubo un preso que me amenazó con matarme y los otros le dijeron: ‘Deja tranquilo al abogado que nos ha hecho favores, si te metes con él, te metes con todos‘. Eso era una advertencia y una condena a muerte para ese preso, y se quedó tranquilo. Al final todos me debían favores», contó.

Manifestó que cuando lo metieron preso solicitó ayuda al gobierno de Cristina Kirchner a través de la embajada en Venezuela, pero «la respuesta fue que estaban para defender el modelo y la revolución, que no iban a hacer nada. Me podía morir, que nada iban a hacer«.





Apuntó que «lo que gobierna en Venezuela no es ni siquiera una dictadura decente, es un grupo criminal que tomó el control de un país».