article-thumb
   

El caso del bebé que solo tuvo un día de vida por “negligencia” en la maternidad Santa Ana

El Cooperante | 13 diciembre, 2017

Caracas, 13 de diciembre.Alessandro Álvarez Sánchez fue un bebé que nació el pasado 22 de noviembre en la maternidad Santa Ana. El pequeño nació en buenas condiciones y estado de salud y venía en perfectas condiciones.

Una foto circuló de él en las redes sociales y se viralizó, pero no por la alegría de la familia, sino para denunciar “negligencia” por parte del personal médico de turno del centro asistencial.

Le puede interesar: Adolescente fue estrangulada y violada en residencia de la UDS en San Carlos





Ante los abusos, este miércoles su abuela paterna rompió el silencio y en declaraciones exclusivas para el portal web Caraota Digital relató, entre lágrimas, lo sucedido.

Los jóvenes padres del pequeño esperaban muy ansiosos el nacimiento de su primer hijo, primer nieto, primer sobrino. Esa felicidad se convirtió en una tristeza total y que se ve reflejada en las miradas de la familia por la pérdida del pequeño, quien solo tuvo apenas un día de vida.


Su abuela Mairy Muñoz, denunció que la incertidumbre reinó desde el mismo momento en que la madre fue ingresada. No tuvieron noticias de ella hasta el día siguiente, cuando un miliciano le indicó al esposo que debía acompañarlo. Al entrar, quedó en shock: encontró a la parturienta en una silla metálica, pasando frío, en bata clínica y derramando sangre por sus piernas, tanta que se formó un pozo en el suelo.

Al preguntar por el bebé, la respuesta de una obstetra fue: “Yo no agarré a tu muchacho… Párate y búscalo tú”. Cuando se le permitió verlo, le llamó poderosamente la atención el que por su cuerpo caminaran hormigas y al cuestionarlo,  las enfermeras alegaron que se debía al uso de un “medicamento dulce”.

Un día más tarde, recibieron la noticia de que el pequeño Alessandro había fallecido de un infarto fulminante, según la versión reflejada en el acta de defunción, a consecuencia, presuntamente, de haber ingerido heces en el vientre materno, a la poca cantidad de líquido amniótico y a una afección en el corazón.

En un primer momento se negaron a entregar el cuerpo, por lo que funcionarios del Cicpc tuvieron que hacer presión. Al realizarle la autopsia, arrojó el resultado: “traumatismo craneoencefálico severo que produjo hemorragia cerebral”.

Comentarios

comentarios