article-thumb
   

El caso del hallazgo de 18 cadáveres en Aragua que destapó una mafia funeraria (+Detalles)

Lysaura Fuentes | 17 octubre, 2018

Caracas/Foto Portada: El Siglo.- Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se encuentran investigando varias funerarias de Aragua y Caracas por el caso del hallazgo de los 18 cadáveres en fosas del cementerio La Primavera, situado en la calle San Miguel del barrio Alayón de Aragua.

Lea también: Matan a dos presuntos integrantes de la banda de “el Coki” en Cacique Tiuna

El subdirector del Cicpc, Jhonny Salazar, detalló al medio El Siglo que hasta ahora están investigando a seis funerarias, que podrían estar implicadas en este hecho.

Se conoce además sobre la detención de tres ciudadanos que fueron identificados como Roger Alberto Rodríguez Ferrer, de 26 años, y Alejandro Carlos Olmedo (58), quienes estaban en la camioneta donde trasladaron los cadáveres desde Caracas hasta Maracay y Juan Ernesto Laya Ortega, de 42 años, gerente general de un crematorio, ubicado en el Cementerio Municipal de San Carlos, estado Cojedes.

Detalló que el modus operandi consistía en trasladar los cadáveres al crematorio de San Carlos, donde en un principio serían cremados, `pero fueron desviados al cementerio La Primavera en Aragua, luego entregaron a las familiares cenizas que no correspondían a sus seres queridos.


Asimismo, Salazar afirmó al medio que esos cadáveres hallados, más adelante o con el pasar del tiempo, serían utilizados en ritos de santería.

“Para los practicantes de ese tipo de actividad, los restos óseos tienen un valor especial. Son usados para los actos. Muchos cementerios del país son profanados con esos fines”, dijo.

De igual manera aseveró que los cadáveres que fueron recuperados están plenamente identificados. Apuntó que todos esos cuerpos tienen una data de aproximadamente un mes  y serán sometidos a los estudios forenses para determinar la causa de muerte, su origen y qué servicios funerarios contrató el familiar.

Por último, se plantearon dos hipótesis sobre este caso: La primera de ella se orienta a que presuntamente el Crematorio de San Carlos está presentando fallas en su funcionamiento y para librarse de esos cuerpos, procedieron a ejecutar esta acción, y la segunda versión es la de entregarle a los familiares cenizas que no corresponden a sus seres queridos a cambio de cobrarles altas sumas de dinero.

Comentarios

comentarios