article-thumb
   

El Chacal promete acabar con el hampa y “quitarle un ministerio a alguien”

Christhian Colina

Christhian Colina.- Luego de dos décadas preso, y con pocas opciones de recuperar la libertad en los tribunales franceses, el sueño de Ilich Ramírez Sánchez pasa por la decisión del Presidente Nicolás Maduro de presionar a Francia para conseguir su extradición. Situación que a su juicio, le permitiría asumir el Ministerio del Poder Popular para Interior, Justicia y Paz, y acabar con los niveles de inseguridad de Venezuela.

“Nunca ha habido tanta criminalidad (en Venezuela) como ahora” asegura el terrorista. Sobre un eventual apoyo del gobierno venezolano a su caso, El Chacal aseguró que “oficialmente, las cosas son buenas, pero en la práctica no hacen un carajo”, “me tienen miedo porque le voy a quitar un ministerio a alguien”.

Apoyo del gigante

De acuerdo a la entrevista publicada por el portal yahoo.com, su abogada y tercera esposa, Isabelle Coutant Peyre, reclama que Maduro, asuma el “legado espiritual del fallecido Hugo Chávez”, admirador declarado del activista revolucionario.

Ataques

El 21 de diciembre se cumplen cuatro décadas de la operación que le permitió ser el rostro del terror por un día. En 1975 lideró un comando que tomó la sede de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en Viena, y secuestró a 42 rehenes -entre ellos 11 ministros- que fueron liberados días después en Libia y Argelia.

Desde la cárcel aseguró que tomó la decisión del ataque “porque beneficiaba a la economía petrolera de Venezuela y perjudicaba a Estados Unidos, que necesitaba crudo barato en tiempos de recesión.”

Con información de Yahoo.com

Comentarios

comentarios