Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

El chavismo responde al «Yaracuyazo» con la promesa de seguir en el poder

La muchedumbre enardecida despojó a varios funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana de sus equipos antimotines

Caracas. La pandemia por la COVID-19 no ha sido impedimento para que en varios estados del país las personas salieran a las calles a expresar su descontento por el colapso de los servicios básicos, siendo el estado Yaracuy el punto neurálgico de las protestas que alcanzaron cinco días consecutivos el sábado, dejando el saldo de una treintena de detenidos, varios heridos y la sede de la Alcaldía de Chivacoa quemada.

Lea también: «Quemada sede de la Alcaldía de Chivacoa durante protestas por la crisis del país»

Una protesta en el municipio Urachiche el martes 22 de septiembre encendió la llanura que se extendió hasta el sábado, terminando con presos, heridos y periodistas agredidos en Nirgua, Bruzual y Yaritagua.

Las principales quejas hacen referencia a la falta del gas doméstico y de gasolina, así como también la ineficiencia del servicio eléctrico y de agua. Las movilizaciones han sido aparentemente espontáneas, sin partidos o dirigentes políticos vinculados a la organización.

Las reacciones políticas vinieron posteriormente. Juan Guaidó aseguró ese mismo martes que Venezuela vivió «una demostración de unión y movilización» a raíz de lo sucedido en Urachiche.

El viernes se intensificaron las protestas en la ciudad de Nirgua. Los cuerpos de seguridad tuvieron que intervenir con bombas lacrimógenas, perdigones y se practicaron algunas detenciones para intentar controlar el foco. A su vez, los manifestantes destruyeron un vehículo oficial de la Alcaldía que estaba siendo utilizado por el hijo del alcalde Miguel Cesar.

El sábado se sumaron Yaritagua y Chivacoa, con la consabida represión de los organismos de seguridad del Estado. La Alcaldía de Chivacoa fue quemada y un vehículo oficial que usaba el hijo del alcalde, Miguel César, fue destruido por los manifestantes.

En Bruzual, un grupo de manifestantes capturaron a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y los despojaron de sus equipos antimotines. La GNB es el órgano represor por excelencia del chavismo gobernante, equipado durante la gestión de Néstor Reverol.

Al menos una treintena de presos y varios periodistas agredidos dejó la jornada, según el Foro Penal y el Sindicato de la Prensa.

El gobernador Julio León Heredia rechazó las protestas y responsabilizó a Juan Guaidó de la violencia ocurrida.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

«Ustedes van a seguir su frustración, nosotros somos mayoría«, soltó el mandatario regional en su cuenta Instagram, reiterando que el chavismo gobernante seguirá «venciendo», en clara referencia a su permanencia en el poder.

Como ya es habitual, no hubo ninguna mención a la grave crisis que aqueja al país, detonante del Yaracuyazo.

Artículos relacionados

Destacados

El secretario general de la OEA celebró el resultado de las presidenciales en Bolivia en las que resultó electo Luis Arce

Destacados

Algunas personas amanecieron en el lugar al prever gran afluencia de ciudadanos

Destacados

Las avenidas Cristóbal Mendoza y San Bernardino no tienen servicio eléctrico desde hace más de 24 horas

Destacados

Caracas. Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) felicitó este lunes a Luis Arce tras ser electo como nuevo presidente...