article-thumb
   

El combustible del dólar paralelo se aproxima a 20 billones de bolívares al cierre de octubre

Danny Leguízamo | 29 octubre, 2019

Caracas.- El combustible del dólar paralelo, que al cierre de este lunes cotizó en 26 000 bolívares tras varias semanas de retroceso, se aproxima a 20 billones de bolívares. La liquidez monetaria alcanzó 17,4 billones de bolívares en la semana que culminó el 18 de octubre, una variación de 6,38% con respecto a la semana anterior, cuando se ubicó en 16,3 billones.

Le puede interesar: Tras inyección de liquidez: el dólar abre la semana escalando 13 puntos sobre el bolívar

Según cifras del Banco Central de Venezuela, la liquidez monetaria (M2) al cierre del 18 de octubre, se ubicó en 17,4 billones, una variación de 6,38% frente a los 16,3 billones de la semana precedente, en un contexto de aguda hiperinflación y contracción del Producto Interno Bruto.





Mientras tanto, las transacciones del dólar paralelo siguen marcando el alza en su cotización. En la apertura de la jornada de este lunes, el promedio de la divisa norteamericana se ubicó en 26 000 bolívares, un 13% por encima del viernes, cuando alcanzó 23 000 bolívares por dólar.

De esta manera continúa la tendencia alcista, tras un rally que inició la semana pasada luego de una inyección de bolívares al mercado por parte del Gobierno, impulsando la demanda.

El Gobierno intenta una política monetaria restrictiva, reduciendo la concesión de créditos a su mínima expresión llevando el encaje legal a 57% y el encaje legal sobre reservas marginales a 100%,  además de indexar los créditos comerciales a la tasa del dólar oficial. Los voceros del Ejecutivo han asegurado que los empresarios utilizan estos bolívares para demandar dólares. De allí que la tasa overnight se haya elevado hasta 126 puntos en promedio en los últimos meses.





Para la Comisión de Economía de Consecomercio, la indexación de créditos comerciales al dólar oficial desincentiva la obtención de los mismos. A través de un comunicado, la asociación aseguró que “Debido a que las tasas de interés son consideradas como el costo del dinero, esta medida parece estar enfocada en desincentivar la obtención de créditos para la compra de divisas, evitando que los mismos generen una presión alcista sobre el tipo de cambio”.

Comentarios

comentarios