article-thumb
   

El conmovedor testimonio del ecuatoriano que fue auxiliado por varios venezolanos

Keysarith Carruyo | 22 septiembre, 2018

Caracas.- El testimonio del ecuatoriano John Michaux sobre los venezolanos fue conmovedor e hizo llorar a más de un internauta en América Latina. John, en un video publicado a través de las redes sociales, relata su experiencia al encontrarse a tres venezolanos en la frontera de Colombia y Ecuador, quienes abandonaron Venezuela por la profunda crisis que el régimen de Nicolás Maduro le ha causado al país y es que, mientras la población sigue sufriendo la peor ruina jamás vista en la nación, el chavismo se aferra al poder y los países receptores empiezan a sufrir las consecuencias, pese a los grandes esfuerzos realizados.

Le puede interesar: Éxodo venezolano es catalogado como el más grande de la historia de occidente

Ayer no fue un día como cualquier otro. Llegar a Colombia no sólo me permitió cumplir mi objetivo. Sino que me hizo vivir la experiencia más fuerte de mi vida. Una experiencia que me cambió y me enseñó más de lo que podría explicar con palabras. Disculpen el que me haya emocionado así. Pero dudo que algún día sea capaz de hablar de lo que me pasó sin que se me escape una lágrima”, comentó John Michaux en el video.

 


 

En el audiovisual también relata que su vehículo se accidentó en una pendiente peligrosa “bastante pronunciada” y tras varios intentos aparece una persona junto a su ventanilla: un chico joven, pero muy demacrado, totalmente sucio y con mucha cara de cansado me dice: disculpe señor, disculpe, ¿podría ayudarnos? soy de Venezuela, vengo con un primo y un amigo y hemos caminado durante seis días y también hemos estado haciendo dedo (pidiendo cola) para venir para acá, necesitamos llegar a Quito”.

Jonh un poco indeciso por los consejos y comentarios negativos que ha recibido acerca de nuestros compatriotas dijo lo siguiente: “Mi auto no arranca, no puedo llevarlos porque mi auto no arranca”, a lo que el joven venezolano responde: “No se preocupe, nosotros se lo arreglamos, nosotros hacemos que arranque pero por favor llévanos”. Ante la insistencia, Jonh accedió. Los “caminantes” empezaron a empujar el automóvil y milagrosamente inició movimiento.

Tras el agotador viaje dos de los jóvenes se quedaron dormidos en la parte de atrás del vehículo, su copiloto Vladimir Antonio González, de 19 años de edad, le contó como tenían seis días caminando desde Colombia y además le comentó cómo duraron seis horas en un camión que transportaba cemento, allí pasaron por el páramo de Berlín, ubicado en el país vecino, donde hace poco murieron 19 venezolanos tras sufrir  hipotermia y paros respiratorios. 

Después de que Jonh dejó a los caminantes en Quito, se ahogó en llanto pensando en lo difícil y duro que fueron los testimonios de Vladimir, además recuerda las últimas palabras que le dijo el venezolano y que a su juicio le marcaron la vida. “Ellos me dijeron, cuando se estaban por bajar del auto allá en Quito: ‘Señor, a usted lo mando Dios y su auto no arrancó porque Dios no quiso que arrancara para que nos encontrara a nosotros y nos ayudara'”, finalizó Jonh con la voz quebrantada y lágrimas en los ojos.  

Por su parte, Ecuador ha dado prioridad al ordenamiento, regulación, protección y control migratorio, como establece la Ley de Movilidad Humana que busca una efectiva identificación de cada ciudadano extranjero que ingrese en el territorio nacional para proteger sus derechos, así como de la comunidad acogida, según la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).

Mientras millones de venezolanos abandonan el país por la grave escasez de alimentos y medicinas, el Gobierno de Nicolás Maduro no sólo continúa negando la existencia de una crisis humanitaria sino que también se burla de los connacionales que huyen de Venezuela. Recordemos que el 28 de agosto, el mandatario nacional aseguró que lo único que hacen en otras fronteras es “limpiar pocetas”.

 

Comentarios

comentarios